Más de 200 migrantes indocumentados retenidos en los primeros once días de noviembre

Ejército de Nicaragua aduce estrategia del Muro de Contención para justificar retención de migrantes indocumentados de tránsito por territorio nicaragüense

migrante asesinado, Ministerio de Gobernación

La camerunesa Mary Frinwie Atanga (izquierda) ha sido hasta ahora uno de los casos en que se ha maltratado a migrantes en el país. LA PRENSA /ARCHIVO/MANUEL ESQUIVEL

En los primeros once días del presente mes el Ejército de Nicaragua había retenido 2014 indocumentados, que pretendían utilizar el territorio nacional para avanzar hacia el norte.

A través de una escueta nota de prensa la institución militar señala que del 1 al 11 de noviembre del presente año el Cuarto Comando Militar Regional retuvo a los migrantes, en su mayoría procedentes de América del Sur y de Asia.

La versión oficial se limita a referir que la retención de los migrantes obedece al cumplimiento de la llamada estrategia de “Muro de Contención”, implementada por esa institución castrense y que es implementada para frenar delitos como el narcotráfico y el crimen organizado.

Lea además: Justicia nicaragüense no perdona tráfico de migrantes

Según la nota del Ejército, los migrantes “han tratado de transitar por nuestro territorio nacional sin la documentación y los trámites correspondientes”.

Y destaca además que “los retenidos fueron entregados a las autoridades correspondientes”, en referencia a la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME).

Desde 2015 cuando el régimen expulsó a casi dos mil inmigrantes cubanos que ingresaron sin control por el puesto fronterizo de Peñas Blancas, el régimen ha mantenido una posición fuerte en contra de los migrantes de tránsito hacia el norte.

En esa ocasión para rechazar a los extranjeros, implementó un operativo de seguridad que ameritó la movilización a la frontera sur de un batallón de infantería del Ejército de Nicaragua y Fuerzas Especiales de la Policía  en la frontera sur, a quienes rechazó no solo con retenes sino con gases lacrimógenos. Desde entonces, el régimen ha criminalizado la migración de indocumentados.

Hasta ahora el caso más sonado fue el de la camerunesa Mary Frinwie Atanga, declarada culpable junto a su acompañante Joseph Tchamani Magloire luego que ingresó al país en busca del cuerpo de su hijo, Mbang Atanga. La expulsión de ambos fue sigilosa y ocurrió en el contexto de las protestas en el país. Y cuya confirmación ocurrió hasta en agosto pasado.

Otros casos

El 23 de octubre pasado la misma institución militar reportó que en poco más de dos meses había retenido a 386 indocumentados.
En esa ocasión el Ejército informó que del total de migrantes retenidos, 90 de ellos procedían de Asia (Bangladesh e India); 52 de África (Camerún, Eritrea, Ghana, Guinea, Marruecos, Malí, Nigeria, Congo y Angola), y el resto son en su mayoría procedentes de países de América del sur.

El régimen ha sido cuestionado por diferentes sectores que mientras frena el avance de los migrantes de tránsito, con la represión a lo largo de siete meses ha provocado un éxodo forzado de miles de nicaragüenses.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: