Jacob deGrom (LN) y Blake Snell (LA) ganan los premios Cy Young

Jacob deGrom o el triunfo de las nuevas métricas para evaluar en el beisbol. Ganó el premio Cy Young con balance de 10-9 y 1.70 este año

Jacob deGrom de los Mets de Nueva York, ganó el premio Cy Young de la Liga Nacional este miércoles. LA PRENSA/ARCHIVO/O.S.

La elección de Jacob deGrom de los Mets de Nueva York como ganador del premio Cy Young de la Liga Nacional, significa la más contundente victoria de los nuevos métodos de evaluación de desempeño, basados en la métrica del beisbol, sobre los análisis más tradicionales que se acostumbraban.

DeGrom es el lanzador abridor con la menor cantidad de victorias (10) que se adjudica el premio desde su establecimiento en 1956. Sin embargo, adornó su balance (10-9) con una efectividad de 1.70, más 269 ponches en 217 entradas y resultó el tirador más dominante.

En la Liga Americana el ganador del prestigiado galardón fue Blake Snell, el espigado zurdo de Tampa, que cerró con 21-5 y 1.89, más 221 ponches en 180.1 innings, pero tuvo una batalla más cerrada en puntos (169-154) sobre Justin Verlander de Houston, quien fue segundo.

Verlander terminó la temporada con balance de 16-9 y 2.52, más 290 ponches en 214 episodios, pero recibió 13 votos de primer lugar, solo cuatro menos que los 17 de Snell, mientras Cory Kluber (20-7 y 2.89) se instalaba en el tercer puesto con 71 puntos recibidos.

Snell es el primer ganador del Cy Young para los Rays, desde el 2012 cuando lo consiguió el también zurdo David Price con marca de 20-5 y 2.56. deGrom, en tanto, es el sexto lanzador de los Mets es llevarse el premio y primero desde R. A. Dickey en 2012 con 20-6 y 2.73.

DeGrom obtuvo 29 de 30 votos de primer lugar para 207 puntos y sus 10 triunfos rompen el récord de menos victorias para un abridor ganador del Cy Young, que eran 13 de Fernando Valenzuela en 1981 con los Dodgers (hubo huelga ese año) y Félix Hernández de Seattle en el 2010.

¿Un salto al futuro?

Max Scherzer de los Nacionales de Washington, parecía disponer de cifras más acordes a la manera más tradicional de evaluar a un ganador del premio Cy Young: 18-7 y 2.53, con 300 ponches en 220.1 innings. Pero solo recibió un voto de primer lugar y acumuló 123 puntos.

DeGrom solo ganó diez juegos, pero estadísticamente fue el mejor lanzador. Su efectividad de 1.70 en 217 entradas, es la sexta más baja para un ganador del Cy Young. Hizo 29 aperturas de calidad (lanzó al menos seis innings y permitió tres o menos carreras limpias).

Este lanzador realizó además, 19 aperturas de siete innings en las que solo permitió dos o ninguna carrera. Eso es mucho mejor que una apertura de calidad. ¿Y sabe qué? DeGrom lanzó más juegos de siete entradas que todo el staff, por ejemplo, de los Cerveceros.

Algo más: DeGrom hizo cinco aperturas en las que lanzó al menos ocho innings y permitió una o ninguna carrera. Hubo 22 equipos este año en las Mayores que no tuvieron tantas. Milwaukee y Texas no tuvieron ni una de esas.

¿Qué hubiera pasado si deGrom ha sido respaldado ofensivamente? Bueno, si consideramos que hizo 29 aperturas de calidad, debió ser un fácil ganador de al menos 20 juegos en un equipo de decente ofensiva y no en los Mets, que quedaron en el puesto 23 en carreras anotadas y 28 en efectividad de su bullpen.

Pero el hubiera no existe. De eso estamos claros. Sin embargo, si el picheo se trata de evitar carreras, nadie lo hizo mejor que deGrom, quien actuó en 33 juegos y tuvo 1.70 de efectividad, es decir, no llegó ni a dos carreras permitidas promedio por apertura. También tuvo un war de 10, el más alto para un

Además de Scherzer, quien iba tras su cuarto premio, también compitió el astro de los Filis, Aaron Nola (17-6 y 2.37), quien al fin pudo colocar la realidad a la par de las expectativas en este 2018.

Detalles

Blake Snell saltó de 5-7 y 4.04 en el 2017, a 21-5 y 1.89 ahora, bueno para el Cy Young. Y aunque tira a 97 millas, tiene la mejor combinación de breaking balls (curvas y sliders) en el beisbol. Le batearon .115 contra esos envíos, 26 hits en 226 turnos, con 135 ponches.

Jacob deGrom es el séptimo picher que gana el Cy Young (2018) y el Novato del Año (2014). Tercero de los Mets: Tom Seaver (1967, novato) y ganó el Cy Young en 1969, 1973 y 1975, y Dwight Gooden (1984, novato) y Cy Young en 1985, son los otros dos. Los otros son Justin Verlander, Fernando Valenzuela, Rick Sutcliffe y Don Newcombe.

1956

Fue el año en el que se estableció el premio Cy Young, en honor al máximo ganador en la historia, con 511 triunfos. Cy Young murió en 1955. El premio fue uno solo para las dos ligas hasta 1967, que se creó uno para cada circuito. Don Newcombe de los Dodgers, fue el primer ganador en 1956.