Turistas de Seguridad

En la petrolera donde trabajé a veces unos turistas de seguridad hacían inspección pero enfocados solamente en los temas de ventas y reducción de costos

Carlos-R-Flores

En la petrolera donde trabajé muchos años, acontecía a veces que algunos visitantes de mediano nivel realizaban visitas de inspección pero enfocados solamente en los temas de ventas y reducción de costos, sin verificar otros tópicos también fundamentales; me refiero obviamente al tema Seguridad Operacional.

Resulta que en diversas ocasiones algunos de estos ejecutivos, sin formación correcta en este tema, cumplían con esa labor solamente como espectadores o más bien asumiendo un verdadero turismo de Seguridad.  Llegaban a tomar fotos de supuestos actos inseguros en situaciones que, con su sola presencia en un sitio de trabajo, podían más bien provocar un verdadero percance por el hecho de someter innecesariamente al personal, mayoritariamente al de nivel operativo básico, al estrés y miedo escénico de ser fotografiados en el medio de actividades de trabajo.

Lea también: Ética y fatalidades laborales

Esto provocó incidentes verdaderos por creer que era una gran hazaña andar capturando prácticas inseguras, sin tomar en cuenta quien manipulaba la cámara el impacto relativo de su mismo puesto y posición jerárquica, así como el de su personalidad como factor de intimidación.

Recuerdo ahora ese incidente en la entrada de la bodega de lubricantes, cuando el jefe de esa línea de negocios a nivel regional, observaba una descarga de producto importado, unos barriles siendo descendidos manualmente desde un contenedor.

También puede leer:  Investigaciones de Accidentes – Aspectos cruciales

La situación competitiva comercial de ese producto específico era tan crítica para la línea de negocios, que si dichos barriles eran embalados y enviados al país bajo la modalidad de paletización –a como correspondía correctamente por requisitos de Seguridad–, el precio final no sería rentable en el mercado local, por lo cual y a sabiendas de esa situación, se seguía importando el producto pero como barriles sueltos, es decir, sin ningún mecanismo de sujeción para que fuesen descargados manualmente, sin la utilización de una montacargas como hubiese sido lo correcto.

Dicho gerente, al observar esa situación que implicaba una comprometida manipulación de cada barril con un peso promedio de 440 libras, él tomaba fotos para evaluar la compra de algún dispositivo mecánico manual para sustituir esta práctica peligrosa, en vez de haber analizado de antemano el riesgo de la operación, la cual él mismo había aprobado, en violación de lo dispuesto por los lineamientos corporativos que era Siempre Evaluar Antes de Actuar.

Le puede interesar también: Reunión mensual de Seguridad

Fueron tantas las fotos y lo molesto de la situación para los operarios, a quienes su supervisor local les instruyó hacer este trabajo en contravención de las prácticas de seguridad establecidas en la planta –-pero que de todos modos era una orden a cumplir, que en una de las maromas de descarga el pie de un operario se deslizó dentro de uno de los espacios formados por otros cuatro barriles que estaban próximos a ser desembarcados, causando al contratista una lesión que legítimamente correspondía a ser clasificada como de tiempo perdido, pero que como siempre, se manejó y clasificó como un incidente más sin consecuencias para no perder la tal Meta de Seguridad.

El autor es director Ejecutivo Cambio Cultural Consultores

direccion@cambiocultural.net

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: