En 2019 Alcaldía le dará respiro a la laguna de Tiscapa

Se estudiará la dinámica de flujo superficial y subterráneo y su nivel de sedimentación, y en paralelo aplicará microorganismos para oxigenar las aguas y de esa manera no nuera el ecosistema

Laguna de Tiscapa

La laguna de Tiscapa no ha podido ser aprovechada al máximo porque la contaminación la ha condenado. LAPRENSA/ARCHIVO

La laguna de Tiscapa, uno de los tesoros naturales de Managua que está altamente contaminado, será estudiada por segundo año consecutivo para saber su estado y qué hacer en el mediano plazo.

Para eso estudiará la dinámica de flujo superficial y subterráneo y su nivel de sedimentación, y en paralelo aplicará microorganismos para oxigenar las aguas y de esa manera no muera el ecosistema.

En total serán 5.5 millones de córdobas los que se destinarán para el cuerpo de agua, de los cuales 3.2 millones son para aplicar microorganismos eficientes y los restantes 2.3 millones para desarrollar la segunda fase del estudio de la dinámica de flujo y sedimentación, esto a través de un análisis isotópico.

De acuerdo al Plan de Inversión Anual (PIA) que se ha propuesto para el próximo año, serán 1,200 litros de microorganismos los que se le aplicarían a la laguna, además se brindará mantenimiento eléctrico y electrónico a los equipos instalados en el agua, habrá limpieza, pintura de flotadores, cambio de piezas del motor y mantenimiento a la bomba de agua y motor marino.

Tiscapa está localizada en el centro histórico de Managua, que desde la comuna capitalina y con apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se trata de rehabilitar a través de un plan integral para que sea una de las zonas más visitadas de la ciudad.

Relanzamiento de la laguna y sus senderos

En marzo de 2018 las autoridades municipales relanzaron la laguna de Tiscapa como un destino turístico de la ciudad al mejorar los senderos y abrir las puertas al público en general de forma gratuita.

La laguna de Tiscapa es de origen volcánico y tiene una forma parecida a un círculo. El espejo de agua y la loma que lleva su mismo nombre forma una reserva natural.

Esta misma laguna está atravesada de sur a norte por la falla sísmica que provocó el terremoto del 23 de diciembre de 1972 y que destruyó Managua.

De cuando empezó el desastre

El ingeniero químico Mario Zapata Bustamante y Roger Robleto Flores realizaron una tesis que duró dos años y fue concluida en el año 2000, donde realizaron una evaluación de las aguas de Tiscapa. En ella aparece que en 1965 el cuerpo de agua empezó a recibir aguas pluviales y que en los ochenta se conectaron los cauces Los Duarte y Jocote Dulce.

En la misma investigación se comprobó que de continuar la contaminación, sin ninguna intervención de la comuna, para el año 2050 se habría secado y se podría estacionar un vehículo en el centro del cráter.