FSLN evita que Ejército rinda informe sobre tropas extranjeras

Los diputados orteguistas y sus aliados le aprobaron al dictador Daniel Ortega el ingreso de tropas extranjeras procedente de diez países

Los diputados orteguistas con sus aliados le aprobaron al dictador Daniel Ortega el decreto que autoriza el ingreso de tropas militares de diez país. LA PRENSA/U.MOLINA

La aprobación del decreto legislativo en que se autoriza el ingreso de un nuevo grupo de tropas y equipos militares extranjeros al país en los próximos seis meses —enviado con urgencia por el Ejecutivo— provocó un debate en la Asamblea Nacional debido a que los orteguistas se negaron a que el alto mando del Ejército de Nicaragua presentara un informe sobre el trabajo hecho por militares foráneos que han sido autorizados anteriormente.

El decreto autorizando el ingreso de tropas militares, procedentes de diez países, lo mandó el dictador Daniel Ortega a la Asamblea el 5 de noviembre, solicitando trámite de urgencia, evitando así que fuese discutido en la Comisión de Paz y Defensa.

Este martes 74 diputados del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), con sus aliados del PLI, ALN y Apre le aprobaron a Ortega el decreto que ratifica la autorización del ingreso de naves, aeronaves y personal militar extranjero para realizar ejercicios de entrenamiento y labores humanitarias en Nicaragua.

Los militares proceden de Estados Unidos, Rusia, Venezuela, Cuba, Taiwán, México, República Dominicana, El Salvador, Guatemala y Honduras, e ingresarán entre del 1 de enero al 30 de junio de 2019 al territorio nacional “previamente planificado y coordinado con el Ejército”, según el texto del decreto.

Querían explicación

Votaron en contra del decreto 14 diputados, entre los del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y el del Partido Conservador (PC) Alfredo César, considerados aliados del FSLN. Se abstuvo el Yatama, Brooklyn Rivera.

Quienes se opusieron argumentaron que Ortega sigue abusando de la figura “urgencia” para que se le aprueben sus leyes.

Al intervenir en el plenario, Maximino Rodríguez del PLC y César del PC expusieron que si bien los ejercicios de intercambio técnico y operativo militar se permiten cada año para mejorar las capacidades de las fuerzas locales, era oportuno que el Ejército de Nicaragua explicara si lo planificado se cumplía.

“Que las autoridades del Ejército rindan cuentas al Parlamento porque no se está haciendo, aprobamos estos decretos pero nunca sabemos qué ocurrió luego”, dijo César.

El jefe de la bancada FSLN, Edwin Castro, respondió que “no hay ningún artículo constitucional que nos faculte” a los diputados a pedir ese informe al Ejército.

En la Constitución y la Ley Orgánica del Legislativo no se subordina al Ejército a los diputados, sino que es a la figura del presidente como “jefe supremo” de las fueras militares. La Ley Orgánica del Legislativo en su artículo 33, inciso 33, solo faculta a los diputados a autorizar o negar las solicitudes del Gobierno de permitir el ingreso de tropas extranjeras.

Equipos por país

De acuerdo con el decreto que autoriza el ingreso de personal y equipos militares a Nicaragua, serían para ejercicios humanitarios, intercambio de experiencias y entrenamiento en combate al narcotráfico con el Ejército.

No se especifica cuántos militares serán procedentes de los países centroamericanos ni de Taiwán. Tampoco se detalla en totalidad los de Estados Unidos para los diferentes ejercicios militares, el único dato es que habrán grupos de hasta doce efectivos de las Fuerzas Especiales para impartir cursos de operaciones tácticas.
Los que sí se precisa en el decreto es que de Rusia llegarían 230 militares, de Venezuela 30, otros 50 de Cuba y 80 de México en el primer semestre de 2019.