Reconciliación para el control social

Reconciliación para el control social

La corrupción no conduce a la unidad, el absolutismo tampoco, la sustracción de derechos ciudadanos, el crimen, no pueden unir a la sociedad

15/11/2018

Por el documento que circula bajo el título de propuesta de paz y reconciliación, Ortega no trata de promover una amnistía. Por miopía política, se cree más fuerte que antes, y piensa que no necesita una amnistía. Simplemente, ha regresado triunfalmente al pasado. De modo que, en ese documento enrevesado, repetitivo, elaborado como ordenanza policíaca, concibe la reconciliación como un control estatal sobre la población para impedir, preventivamente, cualquier intento futuro de rebelión.

Pretende desarrollar un método anticonceptivo del descontento, visto como manifestación de violencia. Así que promueve, como política del Estado, la pasividad (o “prevención del desencuentro”), como si fuese el ideal de la cultura de paz y del desarrollo humano. La paz social no obedece a un enfoque cultural o, más acorde con nuestra realidad dictatorial, no obedece a un populismo demagógico, sino que es resultado de relaciones sociales que, de manera concreta, determinan las condiciones objetivas de existencia y de trabajo de la población. La desigualdad de derechos reales, la miseria, el desempleo, la corrupción con los recursos del Estado, la represión, el control policíaco sobre la vida de los ciudadanos, no conducen a la paz. En circunstancias extremas, la represión engendra una crisis de gobernabilidad, que demanda cambios radicales urgentes. Los conflictos políticos y sociales no tienen solución armónica cuando un sector privilegiado y represivo se opone violentamente a los cambios necesarios. Carente de ideología, el orteguismo desarrolla en el documento un dominio chabacano del pensamiento, una especie de lobotomía desde la más tierna infancia, que impediría, como política de Estado, que en el seno de la familia o en las escuelas y universidades, o en los medios de información, ocurra un proceso analítico sobre la realidad, que demande lógicamente un cambio.

Las diferencias no conducen a la unidad, cuando son cualitativamente excluyentes. La corrupción no conduce a la unidad, el absolutismo tampoco, la sustracción de derechos ciudadanos, el crimen, no pueden unir a la sociedad, sino que conducen a la polarización en torno a la opresión, por un lado, y a la demanda de libertad, por el otro. La paz no se logra cultivando valores y comportamientos, como dice el documento orteguista, sino con libertad y con la conquista de derechos que impidan la sustracción indebida —en provecho personal de la dictadura— de los recursos de la nación. El desarrollo de la sociedad no se centra en el individuo, sino en la productividad, en el valor agregado, en la innovación, y en parámetros de igualdad. Un Estado deformado por el control enfermizo de una familia no puede promover una política de paz, sino que intenta instaurar, como reconciliación, un sistema de vigilancia y control sobre la familia, la vida comunitaria, las escuelas, los medios de comunicación.

El autor es ingeniero eléctrico.

...
Comentarios

Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad, www.laprensa.com.ni modera los comentarios. Para publicar un comentario más rápidamente debe iniciar sesión con su cuenta en Google o Facebook. No se publicaran comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. Solo se publicarán aquellos comentarios cuyo contenido esté relacionado a la nota.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: edicion.digital@laprensa.com.ni para que sea removido.


Recientes
23/03/2019 12:00 AM

Evangélicos no avalarán pactos en la mesa del diálogo, asegura Roberto Rojas

Política
Evangélicos no avalarán pactos en la mesa del diálogo, asegura Roberto Rojas

La representación de la Iglesia evangélica que participará en las negociaciones considera que las elecciones adelantadas pueden ayudar a superar la crisis..

23/03/2019 12:00 AM

Sanciones de Estados Unidos al Bandes, el banco venezolano, salpican a Nicaragua

Economía
Sanciones de Estados Unidos al Bandes, el banco venezolano, salpican a Nicaragua

El Bandes tiene representación en el país y ha realizado préstamos al sector privado. Tiene su sede en las instalaciones del Bancorp, castigado recientemente..

23/03/2019 12:00 AM

Caricatura 23-03-2019

Caricaturas
Caricatura 23-03-2019

Caricatura del diario LA PRENSA correspondiente a la edición del sábado 23 de marzo de 2019..

23/03/2019 12:00 AM

Furgones continúan “trancados” en la frontera sur

Nacionales
Furgones continúan “trancados” en la frontera sur

La implementación de un nuevo sistema de despacho en el paso fronterizo de Peñas Blancas provocó retrasos de más de 24 horas en el tránsito de cientos de furgones..

23/03/2019 12:00 AM

Policías capturan motos sin control en Managua

Nacionales
Policías capturan motos sin control en Managua

Los semáforos de El Dorado, en Managua, se han convertido en el lugar predilecto de la Policía Orteguista para detener a los conductores de motocicletas..

23/03/2019 12:00 AM

Zona de Strikes: El Frente Sur no anda con bromas en el Pomares

Deportes
Zona de Strikes: El Frente Sur no anda con bromas en el Pomares

El Frente Sur no tiene nombres rimbombantes en su alineación, tampoco recibe el crédito que se merece, pero nada de eso detiene su afán por imponerse..

Noticias por Correo

Suscribase gratis para informarse del diario acontecer nacional e internacional.

{{ formErrors.get('formInputs.email') }}

{{ value }}


x