Obispos deciden postergar mensaje pastoral a la nación

Los jerarcas católicos se reunieron durante tres días y su encuentro había generado expectativas, dada la posibilidad de un mensaje pastoral sobre la crisis del país

LA PRENSA/ARCHIVO

Los Obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) dijeron este miércoles que están siempre al lado del pueblo de Nicaragua y agradecieron las oraciones que la población hace por su gestión por el bien del país.

“Queremos decirles a todos ustedes cuanto les amamos, les agradecemos su oración, su afecto, les agradecemos sus cercanías. Y queremos también decirles que queremos estar siempre cerca de ustedes. Queremos siempre seguir anunciándoles a Jesucristo”, sostuvo el Arzobispo de Managua y presidente de la CEN, el cardenal Leopoldo Brenes.

Los jerarcas católicos se reunieron durante tres días, 12, 13 y 14 de noviembre, en el Seminario Nacional Arquidiocesano Nacional Nuestra Señora de Fátima. Su encuentro había generado expectativas, dada la posibilidad de un mensaje pastoral sobre la crisis del país.

“Queremos decirles que siempre cuenten con nuestras oraciones. Estaremos ahí pendientes de cada uno de ustedes. Que nuestra oración les acompañe siempre. Cuenten con nosotros y nosotros contamos con todos ustedes”, agregó Brenes, rodeado de los nueve obispos de la CEN.

Lea además: Obispos emitirán mensaje sobre la crisis que vive Nicaragua

La jerarquía católica fue mediadora y testigo del Diálogo Nacional desde el 16 de mayo, pero estas conversaciones fueron suspendidas en junio pasado ante la falta de voluntad del dictador, Daniel Ortega, de buscar una solución a la crisis que ha causado centenares de muertos, miles de heridos, centenares de presos políticos y miles que han huido al extranjero ante la represión estatal.

Ortega además atacó a los Obispos y los acusó de golpistas, mientras continuó la represión contra la ciudadanía.

Azahalea Solís, miembro de la Unidad Nacional Azul y Blanco, dijo que esperó con expectativa el mensaje de los guías espirituales, sin embargo cree que los prelados decidieron tomarse un tiempo para reflexionar y postergarlo.

“Supongo que están en proceso de reflexión y consensuar entre ellos y expresar sus esperanzas y alternativas en algún momento que ellos lo consideren a bien”, dijo Solís.

Aunque no publicaron ningún mensaje, la Arquidiócesis de Managua ha orientado al clero en ocasión de la Purísima que hagan plegarias por Nicaragua y los reos políticos.

El ex vice canciller de Nicaragua, José Pallais Arana, aseguró también que estuvo atento al mensaje de los jerarcas católicos.

“Esperamos que se expresaran por las difíciles circunstancias del país. Han sido meses de dolor y sufrimientos que continúa una represión bárbara. Entonces, todos teníamos la ilusión de que los obispos nos iban a orientar con sus palabras de alivio y esperanza”, agregó Pallais.

Puede leer: Obispos de Nicaragua permitirán a OEA en el diálogo solo si está presente Luis Almagro

Una fuente cercana al episcopado reveló a LA PRENSA que los obispos estarían dando a conocer un mensaje sobre la crisis del país, pero lo harán antes de la Navidad.

El país vive su día número 212 de crisis, producto de la represión del régimen de Ortega que usó a la Policía y paramilitares para atacar a la población que se levantó en una rebelión cívica contra la dictadura.

Ruptura Iglesia-régimen

E l régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha perseguido a la Iglesia Católica por su posición de demandar el respeto a los derechos humanos.

El pasado 9 de julio, turbas y paramilitares irrumpieron en el interior de la Basílica San Sebastián, en Diriamba.

Además del acto de sacrilegio, al irrespetar el templo con lujo de violencia, los paramilitares golpearon al cardenal Brenes, hirieron con arma blanca a monseñor Silvio José Báez, a monseñor Miguel Mántica, al padre Edwin Román y al Nuncio Apostólico en Nicaragua, monseñor Stanislaw Waldemar Sommertag y también a los periodistas que daban cobertura a un acto de mediación que hacía la iglesia en favor de feligreses asediados en ese templo, por turbas y fuerzas de choque del gobierno.

Luego que Ortega acusó a la jerarquía de golpista, el gobierno ha desatado una campaña mediática de desprestigio en contra de monseñor Báez, a quien lo quieren responsabilizar de incitar a la violencia.