Gioconda Belli: “No cesan de asombrarnos con su horror”

Al recibir el Premio Hermann Kesten la poeta se refirió a las protestas ciudadanas reprimidas violentamente por fuerzas policiales y paramilitares

Poeta Gioconda Belli. LA PRENSA/Cortesía

En sus palabras de agradecimiento al Premio Hermann Kesten de parte del Pen-Club de Alemania, la poeta nicaragüense Gioconda Belli se preguntó si valió la pena “entregar su juventud a la revolución” y vivir un estado de “terror” desatado en los últimos meses por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

“¿Cómo no preguntarme ahora, por ejemplo, si valió la pena entregar mi juventud y buena parte de mi vida a una revolución que juzgué como lo más hermoso que me había tocado vivir?”, se cuestionó la poeta quien luego hizo un recuento de la represión del régimen orteguista desatada desde el  pasado 18 de abril.

“No cesan de asombrarnos con su horror” resaltó la poeta al referirse a las protestas ciudadanas reprimidas violentamente por fuerzas policiales y paramilitares.

“Hemos visto a uno de aquellos que lideró la victoria de la Revolución Sandinista en 1979, convertirse en un tirano”, refirió Belli en una clara alusión a Ortega, quien fue miembro de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional y presidente; también se ha reelegido dos veces en la última década.

Lea: Katia Cardenal en medio de la crisis, pide a policías de Nicaragua revisar su corazón

La poeta Gioconda Belli recibe el Premio Hermann Kesten de parte del Pen-Club de Alemania. LA PRENSA/Cortesía

Represión del orteguismo en los últimos meses

Sobre el horror que han vivido los nicaragüenses en las protestas, Belli  se declaró “testigo del furor de un gobernante que, en defensa de su poder, ordena matar sin compasión a 500 o más nicaragüenses en sólo seis meses”.

Asimismo señaló al gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo  de “encarcelar a jóvenes” y de “acusar a cientos de personas de terroristas por el delito de marchar y protestar”.

Alemanes y nicaragüenses acompañan a la poeta Gioconda Belli y muestran las banderas de sus respectivos países como un símbolo de patria, libertad y solidaridad. LA PRENSA/Cortesía

Lea además: PO sigue secuestrando a mujeres familiares de reos políticos en juzgados

Utilizando  a  la Policía Orteguista y paramilitares a quienes les ha otorgado “licencia para matar, detener y torturar fuera de toda ley” atropellando los derechos constitucionales.

Al respecto se refirió a casos de médicos castigados por atender heridos, a  la prohibición del derecho de reunión y de manifestación, a la limitación de la libertad de expresión y periodistas golpeados y perseguidos, y a jóvenes que han tenido que salir al exilio.

Puede leer: Cuatro jóvenes nicaragüenses en el exilio luchan todos los días por un futuro mejor

“Uno se pregunta si es que la semilla de la tiranía y la intolerancia no puede ser erradicada, si es que la humanidad está condenada a vivir ciclos de repetida violencia, si es que de nada sirven las muertes generosas de tantos que han creído que un mundo mejor es posible”, reflexionó la poeta.

“Mil gracias y que sigamos cabalgando como Quijotes con la pluma en ristre”, dijo Belli  al concluir su discurso y su denuncia ante el  Pen-Club de Alemania.

Belli por un feminismo de avanzada

Por su parte el escritor alemán Hermann Schütz en su elogio a Belli recordó que su amistad con la poeta venía desde los años ochenta, y recientemente cuando visitó Nicaragua  en febrero de este año durante el Festival Internacional de Poesía de Granada, y el año pasado en el Festival Centroamérica Cuenta.

Schütz  también se refirió a la lucha de Belli por un feminismo de avanzada,  y dio lectura al poema El relevo, que retrata en versos la dura realidad de los jóvenes y madres de Nicaragua.

Le puede interesar: Imágenes de Evelyn Flores recogen el dolor y la esperanza de un pueblo que se tomó las calles

Para el escritor alemán el  “concepto europeo acostumbrado del feminismo no alcanza cuando hablamos de la poesía de Gioconda. Una poesía que no condena a los hombres y les recuerda a las mujeres sus capacidades y posibilidades más íntimas”.

Al respecto se refirió a su novela La mujer habitada, que en Alemania vendió  más de un millón de ejemplares sólo en lengua alemana, y que recibió el premio Libro político del año.

En su mirada sobre  el sandinismo de los años ochenta y la crisis de Nicaragua, Schütz dijo que “la bandera rojinegra se convirtió en símbolo de la represión brutal. Hasta el día de hoy hay más de 500 muertos, no se sabe exactamente cuántos presos y desaparecidos ha habido. Y la represión sigue día por día”.

El Premio Hermann Kesten reconoce la lucha sobre los derechos humanos en el mundo. Está dotado con 10 mil euros y ha sido entregado anteriormente a personalidades como el alemán Günter Grass (Premio Nobel de Literatura); la periodista rusa asesinada Anna Polikóvskaya y Liu Xiabo Premio Nobel de Literatura).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: