PO sigue secuestrando a mujeres familiares de reos políticos en juzgados

Elieth Espinoza Gallegos originaria de Diriamba, fue secuestrada por la policía orteguista en las afueras de los juzgados de Managua

PO obstaculiza pase a familiares de reos políticos en la calle por donde se accede a entregar comida a los reos detrás de los juzgados de Managua. LA PRENSA/ U. MOLINA

Elieth Espinoza Gallegos, de 26 años, originaria de Diriamba, Carazo, es la tercer mujer secuestrada por la policía orteguista en las afueras de los juzgados de Managua en esta semana. Las primeras detenidas fueron Elsa y Rebeca Valle. Las tres mujeres fueron arrestadas de forma ilegal y casi una hora después liberadas.

Espinoza Gallegos fue detenida de forma arbitraria, por defender la moral de su hermano el reo político Julio César Espinoza Gallejos, quien desertó de las filas de esa institución, por amor a su pueblo, en agosto pasado.

Según Liseth Gallegos, hermana de la afectada, un comisionado junto a un antimotín llegaron a provocar donde estaban sentadas esperando entregar la comida para su hermano y saber noticias del juicio.

Policía y antimotín provocan a familiares de reos políticos

“Se acercó y preguntó -qué están planeando- y nosotros le respondimos- nada, estamos esperando entregar comida. -¿Qué tipo de reo es el de ustedes? y mi hermana contestó -reo político y dijo- eso no existe, son delincuentes, terroristas, asesinos y mi hermana le respondió- mi hermano no es terrorista ni asesino, -no me contesté, le dijo el policía y dio l orden de que se la llevaran por faltar el respeto a la autoridad”, relató Espinoza Gallegos.

Managua, Nicaragua 15 de Nov del 2018 .Ellieth Espinoza Gallegos en avenida de jusgados de Managua . FOTO/LA PRENSA/Uriel Molina

A Elieth se la llevaron en una patrulla hacia el Distrito Uno de la Policía, al menos no la golpearon. En el distrito la metieron a una oficina donde la interrogaron del porqué la habían llevado y luego la dejaron en libertad y hasta le preguntaron si andaba para el pasaje, relató la víctima de secuestro exprés de aparte de la PO.

Mientras el primer secuestro de las hermanas Valles se dio el martes 13 de noviembre a eso de las 10 de la mañana, cuando las jóvenes estaban frente al portón trasero de los juzgados demandando libertad para su papá el reo político Carlos Valle, con unas pancartas con la foto de su papá.

Ese secuestro según las víctimas y los usuarios que lograron ver, fue violento, las subieron a golpes a la patrulla y las trasladaron al Chipote, donde luego de unos minutos hasta la mandaron a dejar a su casa en un microbús con aire acondicionado.

Familiares de presos políticos que llegan a los juzgados a saber noticias de su reo dicen que ya no aguantan el asedio de la PO, en los primeros meses solo les hacían fotos, videos y les manda a agentes de civil a escuchar sus conversaciones, pero esta semana la paranoia subió de nivel al punto de llevarse a las mujeres presas y provocar alteraciones para justificar su actuar arbitrario.

Este jueves mismo, la PO puso vallas cerrando el tráfico frente al portón trasero de los juzgados donde los usuarios hacen fila para entregar alimentos y se quedan en los andenes con la esperanza de verlos salir en los vehículos del sistema penitenciario para decirles adiós.

Lesionado y de baja

Julio Cesar Espinoza Gallegos está siendo procesado en el Juzgado …. junto a su cuñado Reymundo Gutiérrez, su padrastro Alejandro Bermúdez y Wilmer Baltodano, un vecino del barrio Mauricio Duarte, sector de Las Esquinas de Diriamba, de donde son originarios.

Ayer inició el juicio y pasaron a declarar a cinco testigos, luego fue suspendido a solicitud de la Fiscalía y continuará el 20 de noviembre.

Son acusados de crimen organizado, terrorismo, lavado de dinero, secuestro simple, destrucción a la propiedad pública y privada, y asalto. En el caso del ex suboficial de 29 años de edad es acusado de “uso indebido del uniforme, emblemas y pertrechos de la Policía Nacional”.

Medidas de seguridad

Mientras la Policía Orteguista desata paranoia en las a fueras del Complejo Judicial Central de Managua, el Poder Judicial oficializó sus medidas de seguridad que incluye la prohibición “de presencia de grupos de personas en los pasillos realizando actividades de distracción, alteración, y perturbación a las labores que allí se efectúan”.

Además, orientan que toda actividad de ingreso a la Corte Suprema de Justicia debe ser informado a la Dirección de Seguridad Interna del poder judicial.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: