“Podremos estar bien, pero vamos mal”, asegura Roberto Zamora, presidente del Grupo Lafise

El presidente del Grupo Financiero Lafise alertó que la crisis sociopolítica que sufre Nicaragua puede expandirse en Centroamérica

Roberto Zamora Llanes, presidente Grupo Lafise. LA PRENSA/Lissa Villagra

Roberto Zamora Llanes, presidente Grupo Lafise. LA PRENSA/Lissa Villagra

El presidente del Grupo Financiero Lafise, Roberto Zamora Llanes, alertó esta semana que la crisis sociopolítica que sufre Nicaragua puede expandirse en Centroamérica y admitió que el sector privado ha apostado por la estabilidad para crecer, en lugar de la sostenibilidad.

Cuando haya un levantamiento social mayor en el istmo, Zamora señala que los políticos dirán que los responsables son los empresarios. “Nosotros como empresarios hemos cambiado la estabilidad que hemos tenido por la sostenibilidad… El ejemplo ya pasó en Nicaragua, eso va a pasar en otros países y realmente debería ser un enfoque que deberíamos tener como empresarios para ver qué rol deberíamos jugar, porque a los políticos les ha convenido el tener buenas relaciones con el sector privado, pero no necesariamente se ha retornado para tener un fortalecimiento de las instituciones o para tener un país mejor para todos”, enfatizó.

Lea además: Upanic exige restituir tierras invadidas en Nicaragua

Durante su participación en el XII Encuentro Empresarial, realizado en el marco de la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno en Ciudad Antigua, Guatemala, Zamora urgió al sector privado regional a presionar a los gobiernos para que resuelvan los problemas sociales, comerciales y de institucionalidad, porque de lo contrario serán las empresas las que pagarán el costo.

“Diría como banquero, como industrial y como empresario que (como región) podremos estar bien, pero vamos mal y eso significa que nosotros como sector privado estamos dejando unos grandes espacios y estamos siendo arrastrados en un sándwich, en ese sándwich que va a tener consecuencia a mediano plazo para nuestras actividades comerciales. Nosotros vemos una Centroamérica en crisis”, dijo.

Puede leer: Ni el régimen de Daniel Ortega tiene gran expectativa con el aporte de Enimex a las finanzas públicas

Y muestra de ello es que la región no ha podido ni siquiera lograr la integración comercial ni con el DR-Cafta. Al respecto, mencionó las restricciones que tiene Nicaragua para exportar carne y lácteos a Honduras, República Dominicana y Panamá. “No podemos decir que vamos en la línea correcta si nosotros mismos nos ponemos trabas al libre comercio”, afirmó.

Además en paralelo Zamora resaltó el grave problema migratorio de Centroamérica a Estados Unidos. “La pregunta que debemos hacernos es porque si nosotros estamos tan bien, ¿por qué hay una migración tan masiva? Y eso es porque la gente siente que aunque tengan trabajo hoy, sienten que no tienen futuro y van a buscar ese futuro en los Estados Unidos”, aseveró.

También: Hato ganadero de Nicaragua crece sin nuevos mercados

El riesgo, agregó, es que esa caravana que viaja a Estados Unidos se incremente con más mexicanos que decidan irse de su país. “Creemos que nosotros como empresarios debemos hablar con nuestros gobiernos, exigirles a nuestros gobiernos de que realmente se creen las condiciones de estabilidad que realmente se necesitan para seguir creando (puestos de) trabajo”, refirió.

Y muestra de que Centroamérica no va por el camino correcto, mencionó el caso de Costa Rica, que tiene graves problemas fiscales “y subiendo impuestos no se va a solucionar el problema”. También en Nicaragua “hay una situación sumamente difícil, en la cual se ha parado la inversión, no hay comercio y se está obstaculizando el comercio de toda Centroamérica”.

Lea: Crisis “enfría” el aporte de las cervezas y rones a la recaudación fiscal

En Honduras, añadió, el crecimiento es frágil, igual que en El Salvador; y en Guatemala hay polarización donde la lucha contra la corrupción se volvió un asunto político e ideológico. “Nos enfrentamos a unos retos, donde aparentemente vamos bien, pero creo que estamos bastante mal y realmente podremos tener pequeños crecimientos económicos, pero no estamos teniendo desarrollo económico”, manifestó.

El empresario fustigó que en los últimos treinta años las conversaciones de los mandatarios en materia de inversión social durante foros internacionales se queden en eso, en palabras.

También: Caen los ingresos por uso de terminal aérea y pago de tarjeta de turismo en Nicaragua

Y mientras eso ocurre, señala, las tecnologías avanzan a paso agigantado en el mundo, lo que dañará principalmente a las clases menos favorecidas en Centroamérica. “Entonces, vamos a tener unos problemas enormes, vamos a seguir retrocediendo”, advirtió.

Al respecto, Zamora cuestionó el papel pasivo del Sica y Sieca, los que consideró “leones sin dientes” . “Estos elementos burocráticos nos están arrastrando a una situación en que realmente se nos está acabando el tiempo. La factura nos las van a pasar al sector privado”, señaló.