Condenan a cuatro manifestantes a 25 años de cárcel por la muerte de un hombre durante los saqueos en Managua

Los vecinos y familiares de los acusados han dicho en varias ocasiones que fue la Policía Orteguista y miembros de la Juventud Sandinista los que pasaron disparando ese 23 de abril

uan José López Oporta, Michael Enrique Peña Gutiérrez, Fernando José Ortega Alonso y Rommel Fabián Guillén. LA PRENSA/Alejandro Flores

La juez suplente de Managua, María Lourdes Corea condenó este martes a 25 años de cárcel a los manifestantes Juan José López Oporta, Michael Enrique Peña González, Rommel Fabián Guillén,  y Fernando José Ortega Alonso por el asesinato de Carlos López García el pasado abril. López recibió  un disparo durante los saqueos en Managua.

El abogado defensor, Claudio Araica, aseguró que durante el juicio no hubo testigos presenciales. «La única prueba que aportó la fiscal Perla de los Ángeles Baca fueron policías, quienes no son testigos presenciales, sino testigos de oída o referenciales», afirmó el abogado, quien recurrió a la apelación contra la sentencia condenatoria, que calificó de «injusta» y «desproporcionada».

Le puede interesar: Primeros reos políticos por protesta contra reformas al INSS en Nicaragua

Los condenados fueron de los primeros reos políticos del régimen. La madrugada del pasado 23 de abril, junto a López y un grupo de ciudadanos intentaban evitar que un supermercado y varios otros comercios en el barrio El Paraisito fueran saqueados.

La Fiscalía los acusó de asesinar a López, sin embargo, los vecinos y familiares de los acusados, aseguran que fue la Policía Orteguista y miembros de la Juventud Sandinista los que pasaron disparando balas.

Durante el juicio, la fiscal auxiliar se comprometió a presentar el testimonio de Víctor Ríos Canales, considerado testigo clave, porque presuntamente es quien presenció el crimen, sin embargo, no llegó a juicio, dijo Araica.

Los acusados aseguraron que conocían a la víctima desde que ellos eran pequeños e insistieron que no han matado a nadie y son inocentes de las acusaciones.

Lea además: Sistema de justicia orteguista manda a juicio a jóvenes que protestaban

“Es injusto lo que están haciendo porque aquí la población estaba resguardando al Palí para que no fuera saqueado. Mi cuñado Rommel Guillén participó en las protestas y estaba en el sector del Puente El Edén resguardando para que la Policía y la JS no se metiera al barrio porque andaban armados”, dijo Libny Leiva, cuñada de Guillén.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: