Rosario Murillo, la vicepresidenta designada y vocera del gobierno de Daniel Ortega. LA PRENSA/ AFP

Rosario Murillo, la vicepresidenta designada y vocera del gobierno de Daniel Ortega. LA PRENSA/ AFP

Rosario Murillo habla de paz, pero fomenta el odio

Ella llamó puchitos, chupa sangre, terroristas, vandálicos, delincuentes, minúsculos, chingastes, tóxicos, seres pequeños y satánicos a quienes protestan en su contra

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: