Crisis golpeó fuerte al turismo en Laguna de Perlas

Canatur aseguró que mientras en Nicaragua no retorne la confianza y seguridad no vendrán mayores flujos turísticos, pese a todos los esfuerzos que se hagan

Laguna de Perlas, en el Caribe Sur, un municipio multicultural que ofrecía a sus visitantes el turismo ecológico, además arena, mar y playa. LA PRENSA/J. Garth

La crisis sociopolítica que vive Nicaragua afectó seriamente el turismo en Laguna del Perlas, ubicada a cuarenta kilómetros de Bluefields, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur. En la laguna los dueños de hoteles tuvieron que cerrar sus negocios y otros optaron por rentar sus locales ante la falta de visitantes.

Fred Ulrich, propietario de C Ulrich, un restaurante y hotel de Laguna de Perlas, dijo que él tuvo que cerrar por un mes y medio “porque aquí no entraba nada, ni un huevo, muchos menos cerveza, pollo, nada. No entraba nada, entonces yo tuve que cerrar”, aseguró el empresario.

Lea también: Isla de Ometepe continúa sin actividad turística

Ulrich dijo que tuvo que arrendar su local a otra persona que inicialmente quería el contrato por 12 meses, pero tuvo temor y decidió arrendar el negocio solo por tres meses.

Turismo de los más afectados

A inicios de noviembre, la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) reveló que este sector —uno de los más afectados desde que iniciaron las protestas en contra del régimen de Daniel Ortega—, tardará entre tres y cinco años para recuperarse de los estragos de la crisis sociopolítica.

Puede leer además: Caen los ingresos por uso de terminal aérea y pago de tarjeta de turismo en Nicaragua

En un análisis sobre “hacia dónde va el turismo en plena crisis”, Canatur aseguró que mientras en Nicaragua no retorne la confianza y seguridad no vendrán mayores flujos turísticos, pese a todos los esfuerzos que se hagan.

“Restaurar la confianza de los turistas en Nicaragua es el anhelo más sentido de Canatur. Por más de cuarenta años hemos trabajado por ello y hemos arriesgado nuestro patrimonio para lograr esa confianza”, expresó Canatur.

Lea más en: Turismo tardará hasta 5 años en recuperarse en Nicaragua

Por su lado, Ana María Fajardo, del hotel Queen Lobster, dijo que la situación del turismo ha sido una decadencia extrema en la laguna.

“No hemos tenido visitas de turistas internacionales desde que comenzó la crisis”, aseguró la pequeña empresaria.
Meses sin un solo cliente

Puede leer también: “No se está vendiendo nada”: la triste normalidad para los comerciantes de Granada

Durante varios meses, la crisis golpeó a los dueños de bares y hoteles. Fue hasta septiembre que el turismo nacional comenzó a llegar en busca de pescado y madera.

“Nuestros nacionales empezaron a llegar a partir del mes de septiembre, o sea que podemos decir que tres meses el turismo estuvo en cero”, afirmó Fajardo.

Turoperadoras con ofertas especiales

Los turoperadores locales, en busca de atraer a visitantes para levantar la economía, ofertan una variedad de paquetes.

Le puede interesar: El turismo agoniza en la isla de Ometepe por la represión orteguista

Incluyen paquetes de turismo de aventura, donde ofrecen giras a los Cayos Perlas en el mar Caribe por una o dos noches. Lo ofrecen como un tour de aventuras para mochileros, extranjeros y nacionales.

Asimismo, los microempresarios de Laguna de Perlas esperan que haya mayor visita de los nicaragüenses que viven de los departamentos del país, ya que esta ciudad es rica en cultura, gastronomía y sus recursos naturales.

Lea además: Ausencia de visitantes obliga a cerrar negocios en Granada

Los pequeños empresarios aseguraron además que esperan que noviembre y diciembre, ya para cerrar el año, les ayuden a recuperar un poco el movimiento económico en la zona.

El sector turismo en el país prevé cerrar el año con más de cuatrocientos millones de dólares en pérdidas, retrocediendo a los niveles de 2015.

Lea también: Turismo en Somoto estancado por ausencia de visitantes y por constante presencia de paramilitares armados