Exportaciones a Venezuela vuelven al punto donde iniciaron en 2008

A partir del 2012 los envíos al mercado venezolano han venido en descenso y todo indica que cerrarán el 2018 con ventas muy por debajo de las de 2008

Según reportes del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), entre el 1 de enero y el 31 de octubre de este año Venezuela solo ha comprado 17.84 millones de dólares. LA PRENSA/ ARCHIVO

Según reportes del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), entre el 1 de enero y el 31 de octubre de este año Venezuela solo ha comprado 17.84 millones de dólares. LA PRENSA/ ARCHIVO

Tras once años del inicio de la relación comercial entre Nicaragua y Venezuela, que en su auge convirtió a ese país en el segundo destino más importante de las exportaciones locales, todo indica que este vínculo comercial está retornando a su punto de partida, cuando las compras de ese mercado eran mínimas.

En 2006, antes del retorno de Daniel Ortega al poder, Nicaragua solo le vendió a Venezuela 1.35 millones de dólares en productos; al año siguiente, cuando surgió el acercamiento entre Ortega y el entonces presidente venezolano Hugo Chávez, subieron a 6.14 millones de dólares y a partir de 2008 comenzó a repuntar el comercio, impulsado por la firma de una serie de convenios que incluían, entre otras cosas, el pago de parte de la factura petrolera con alimentos.

Lea además: Exportación de mercancías nicaragüenses al exterior con cifras mixtas

Los envíos a ese mercado alcanzaron su punto máximo en 2012, cuando las ventas a ese país alcanzaron los 444 millones de dólares en productos. Pero a partir de ese año los envíos han venido en descenso y todo indica que cerrarán el 2018 con ventas muy por debajo de las de 2008, cuando se firmaron los convenios.

Según reportes del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), entre el 1 de enero y el 31 de octubre de este año el mercado venezolano solo ha comprado 17.84 millones de dólares; dicho monto es menor a los 18.57 millones de dólares que exportaron a ese país en el mismo lapso de 2008.

Sanción agudizó declive

Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), señala que el cierre del mercado venezolano tiene su origen en la crisis económica que enfrenta ese país y se ha agudizado con las sanciones que Estados Unidos le impuso al Gobierno de Venezuela y a la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA).

Puede leer más en: Cosep fustiga decisión del Estado de crear Enimex y reformar el Registro

Dicha empresa es dueña del 51 por ciento de las acciones de Alba de Nicaragua SA (Albanisa), empresa que a través de Alba Alimentos de Nicaragua SA (Albalinisa) era la encargada de realizar las exportaciones al mercado venezolano. Dichas empresas son parte de consorcio formado por el régimen Ortega-Murillo para recibir y administrar los recursos que en los últimos once años han recibido mediante la cooperación petrolera venezolana.

A partir de la firma del convenio petrolero entre Nicaragua y Venezuela, nació Albanisa para administrar en secretismo los fondos de esa cooperación. LA PRENSA/ ARCHIVO
A partir de la firma del convenio petrolero entre Nicaragua y Venezuela, nació Albanisa para administrar en secretismo los fondos de esa cooperación. LA PRENSA/ ARCHIVO

“El mercado venezolano es bueno, porque no produce, Venezuela antes de la crisis eran tan rico, que con petróleo satisfacía todas sus necesidades, entonces la industria no fue fomentada, lo que se fomentó fue el consumo, pero en el contexto actual la política económica y los problemas sociopolíticos de Venezuela han hecho que el país tenga un serio problema económico, entonces demanda menos productos”, dijo Jacoby.

También lea: Bajos precios lastran las exportaciones nicaragüenses

Sin embargo, esta caída en la demanda de productos y la pérdida de ese mercado han afectado a los exportadores locales, que aún tienen la esperanza de recuperar ese destino para sus productos.

“Si hubiese un cambio político, entonces se arregla la situación económica y ese es un mercado que queremos tener porque es potencial, pero obviamente hay que esperar”, afirmó Jacoby.

Cosep pedía TLC

Durante los años de auge de la relación comercial entre Nicaragua y Venezuela, el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) demandó en reiteradas ocasiones la firma de un Trato de Libre Comercio (TLC) que sustentara dichas transacciones.

Lea más en: Leve merma del déficit comercial entre enero y julio en Nicaragua

Incluso, en el momento de auge del intercambio comercial, el sector privado presentó una propuesta oficial de tratado al Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific).

El Cosep argumentaba que un TLC permitiría que los empresarios nicaragüenses negociaran directamente con los empresarios venezolanos, en lugar de verse obligados a vender sus productos a Alba de Nicaragua SA (Albanisa), empresa vinculada al régimen Ortega-Murillo.

Sin embargo, pese a la buena relación que en ese momento existía entre el régimen Ortega-Murillo y el Cosep, la petición de negociar un TLC nunca fue aprobada por el régimen y, al final, la relación no fue sostenible y el sector exportador perdió ese mercado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: