Régimen orteguista lleva 93 condenados por las protestas

Hasta octubre, según datos registrados por LA PRENSA, iban 52 manifestantes condenados, por haber ejercido su derecho constitucional a protestar desde el 18 de abril. A estos se suman 41 nuevos condenados solo en noviembre,

Los procesados son Orlando y Henry Valverde Ortiz, Richard Sebastián López y Eddy Gertrudis González Padilla, activista de la diversidad sexual (Al fondo). LA PRENSA/ ARCHIVO

Los hermanos Orlando y Henry Valverde Ortiz, Richard Sebastián López y Eddy Gertrudis González Padilla, miembro de la diversidad sexual, son los últimos ciudadanos que se sumaron a la lista de condenados por el régimen de Daniel Ortega, a través de los tribunales del poder judicial bajo su servidumbre.

Estos ciudadanos de Diriamba, Carazo, fueron declarados culpables este miércoles 21 de noviembre por la juez orteguista Adela Cardoza, por los delitos de terrorismo, financiamiento al terrorismo, daño agravado y tentativa de homicidio en perjuicio de policías y el Estado de Nicaragua.

Lea más en: Unidad Nacional Azul y Blanco espera hasta el domingo el permiso de la Policía para marchar

La Fiscalía solicitó penas que oscilan entre los cuarenta y 76 años de cárcel, ya que para todos pidió la pena máxima.

Hasta octubre, según datos registrados por LA PRENSA, iban 52 manifestantes condenados, por haber ejercido su derecho constitucional a protestar desde el 18 de abril. A estos se suman 41 nuevos condenados solo en noviembre, para sumar 93 víctimas de la dictadura.

“La verdad, nosotros ya no esperamos nada bueno del sistema judicial orteguista, ya sabemos que están condenados aunque sean inocentes. Yo le dijo a mi sobrino ‘no se aflija que está joven, veinte más treinta sale de cincuenta’, pero luego le digo ‘no te preocupés, que el pueblo no dejará que este mal dure tantos años, pronto saldrán de ahí’”, expresó una de las familiares que se apuesta en las afueras de los juzgados capitalinos en espera de noticias de su reo político.

Puede leer más en: Ministros orteguistas ejercen sin legalidad en Nicaragua

La Fiscalía responsabilizó a los diriambinos de participar junto a cientos de personas, asediar, saquear y prender fuego a la delegación de la Policía Orteguista en Diriamba, aunque no se entiende cómo individualizó acciones en medio de tumultos.

Se les acusa de haber rafagueado la delegación policial, atentando contra la vida de 14 efectivos orteguistas que se encontraban “acuartelados” entre el 11 y 13 de junio en dicha unidad, dice el Ministerio Público del régimen.

“Este ataque fue sostenido por más de cinco horas y fue hasta la madrugada del 13 de junio, que los policías tuvieron que abandonar la delegación, lo que fue aprovechado por los delincuentes para saquear y robar, destruir el edificio y quitar los candados de las celdas donde se encontraban 20 detenidos acusados por delitos como robo, violación y homicidio”, se lee en la acusación.

Lea además: Presencia de la Policía Orteguista genera inseguridad en las calles de Somoto

La juez Cardoza argumentó en su fallo de culpabilidad que los manifestantes “pusieron en peligro la vida de los oficiales, afectaron el servicios de la Dirac, la Fiscalía, evitaron el transporte internacional y nacional, afectaron la economía regional, el derecho de los usuarios, perpetraron actos de inseguridad, actuaron contra la seguridad del

Estado, utilizaron armas contra 28 oficiales”, dijo la judicial orteguista, recordada por la condena sin evidencias que dictó contra los autoconvocados de Tipitapa.

Lea también: Doctor relata el horror del orteguismo en hospitales de Nicaragua

Como siempre la servidora de la dictadura descalificó a los testigos de la defensa, llamándolos “falsos, incongruentes”, incluso le llamó a uno de los acusados que “no es buena pagadora”, al referirse a una clasificación de cliente por parte de un banco nacional.

“Usted no es una buena pagadora y más bien le perjudica”, dijo la judicial a Eddy Gertrudis González Padilla, miembro de la diversidad sexual.

Puede leer: Dictadura orteguista no propicia el perdón del pueblo

A González se le ocupó 52,652 córdobas y 36,756 dólares porque tiene años de ser prestamista, dijo su mamá y hermana. Además, tenía un año de haber montado su salón de belleza. Sin embargo, la Fiscalía dice que con eso pagaba a los “delincuentes del tranque”. La lectura de sentencia para este grupo será el próximo 3 de diciembre.

Según datos de las madres de reos políticos, entre abril y noviembre tienen registrados 610 detenidos, de estos, 66 siguen detenidos sin ser acusados aún ante los tribunales de justicia.

Para las próximas semanas se espera que la lista de condenados siga en aumento, puesto que existen decenas de casos en trámites en los juzgados de Managua.

Paramilitares atacaron tranques de Carazo en julio

El 9 de julio paramilitares y Policía Orteguista atacaron de forma sorpresiva los tranques ubicados en Diriamba y Jinotepe. Entraron fuertemente armados, tirando a todos lo que se encontraran; de esta manera asesinaron a 15 personas.

Le puede interesar: Organizaciones de mujeres en Nicaragua marcharán pese a prohibición policial

Los cuerpos fueron apareciendo en la morgue de Managua, ya que según relataron los mismos paramilitares, la policía se encargaba de recogerlos y trasladarlos en ambulancias hacia la capital. Además, provocaron el exilio de muchas familias, tratando de huir de la represión policial del régimen de Daniel Ortega.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: