Resistencia cívica en Nicaragua sigue firme pese a represión de Daniel Ortega

La última acción ha sido lanzar papeletas en la Carretera Norte con mensajes contra el régimen que por más de siete meses ha reprimido al pueblo y ahora le ha prohibido que se manifieste

Estos papeles amanecieron este sábado en la Carretera Norte. Retratan el rechazo al régimen de Daniel Ortega. LA PRENSA/O.NAVARRETE

El régimen de Daniel Ortega ha llegado a niveles de intolerancia que reprime o encarcela a los nicaragüenses por tirar chimbombas o correr en las calles con banderas azul y blanco; sin embargo la resistencia cívica no claudica y sigue firme.

La última acción ha sido lanzar papeletas en la Carretera Norte con mensajes contra el régimen que por más de siete meses ha reprimido al pueblo y ahora le ha prohibido que se manifieste.

“Yo no tengo presidente” y “No me representa un delincuente” son las frases que aparecen en los volantes que amanecieron este sábado en el pavimento y las aceras de la Carretera Norte, y que es firmado por los autoconvocados.

También, en diferentes barrios de Managua se ven postes y monumentos pintados de azul y blanco y en paredes consignas de la lucha cívica que Ortega, con el fin de desprestigiarla, la ha llamado intentona de golpe de Estado.

El estallido de la rebelión cívica ocurrió el 18 de abril, luego de que Ortega reformó el Seguro Social. Los ciudadanos, en su mayoría jóvenes y ancianos, salieron a las calles y fueron brutalmente reprimidos por las fuerzas de choque del régimen; pero en vez de renunciar a la protesta, se fortaleció al punto que se tuvo que echar pie atrás a la reforma.

Pero esto se hizo hasta que ya había sangre derramada, hecho que mantuvo a los manifestantes en las calles y que ahora le exigen la salida inmediata del poder.

Según el último informe de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), desde abril 2018 en el país se han asesinado a 535 personas en el marco de protestas contra el régimen de Daniel Ortega, que no demuestra interés de ponerle fin a la represión.

“Terroristas” azul y blanco

El régimen de Daniel Ortega califica de terroristas a los ciudadanos que demandan justicia y elecciones adelantadas en el país y que se movilizan con la bandera azul y blanco.

Ante la criminalización estatal, los ciudadanos autoconvocados ejecutan acciones por las noches y de forma fugaz, para escapar de las garras del régimen.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: