Tras las huellas de los Praxis, artista jinotepino ha pintado sus propias obras y creado su casa-museo

Ha expuesto su arte en la Bienal Nicaragüense de Artes Visuales, Galería Praxis entre otros sitios; y piensa heredar sus obra a su familia y que su único hijo sigue sus pasos

Las pinturas abstractas y desnudos es lo que más le fascina trabajar; también elabora retratos de indigentes y vivanderas. LA PRENSA/Mynor García

José Ángel Solís Luna, con sus conocimientos previos de arquitectura y de ingeniería, trabaja como gerente administrativo en un residencial en el municipio de Diriamba, pero es también artista plástico.

Conocido popularmente como Changuel, es originario de Jinotepe, a sus 53 años cuenta con más de cincuenta obras que adornan el interior de su vivienda.

El talento y la pasión por el dibujo y la pintura, los traía desde que era niño. Aprendió de manera autodidacta y se nutrió de la lectura de libros de arte y cultura.

“El objetivo mayor de nosotros los pintores es llegar a poner el detalle de lo que uno hace, es buscar ese toque diferente”, dijo al referirse sobre su estilo.

Influenciado por maestros del grupo Praxis

Revela que su fuente de inspiración para trabajar sus pinturas abstractas y desnudos en técnicas de plumilla, acuarela y en acrílico parte de los maestros de pintura moderna de Nicaragua: Armando Morales, Orlando Sobalvarro, Carlos Montenegro, Alfonso Jiménez, entre otros.

No obstante, reconoce que es con las obras del maestro Sobalvarro con que más se identifica porque con él sostuvo una buena amistad.

Las pinturas abstractas y desnudos es lo que más le fascina trabajar; también elabora retratos de indigentes y vivanderas, así casas viejas en tonos claroscuros, de su municipio.

Herencia a la familia

En su infancia y adolescencia, su abuela fue quien más lo motivó para desarrollarse como artista, aunque luego buscó su independencia.

Ahora su legado es dejar a las futuras generaciones su visión y arte. Sus más de cincuenta obras que tiene en su casa-museo las heredará a su familia y espera que su único hijo le siga los pasos como pintor.

Confiesa que ha logrado vender algunas de sus pinturas a personas que vienen del extranjero; otras a sus amigos, pero también ha intercambiado sus obras con otros artistas, con el fin de enriquecer su valiosa colección personal.

Solís Luna ha expuesto su arte en la Bienal Nicaragüense de Artes Visuales de la Fundación Ortiz Gurdián, Galería Praxis, en Centro de Convenciones de Jinotepe, y recientemente en la Exposición Itinerante Internacional Arte Postal en San José, Costa Rica.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: