Ahorrantes retiraron 112 millones de dólares de los bancos nicaragüenses en octubre

Aunque la cifra es menor en 52%, respecto a los 220 millones de dólares que salieron en septiembre, elevó a 1,373 millones de dólares el monto total de los depósitos que han salido del sistema financiero desde abril

depósitos

LA PRENSA/ARCHIVO

Una vez más las decisiones del Banco Central de Nicaragua (BCN), en lugar de propiciar la estabilidad del Sistema Financiero Nacional, habrían contribuido a que durante octubre los ahorrantes retiraran de los bancos 112 millones de dólares.

Aunque la cifra es menor en 52 por ciento, respecto a los 220 millones de dólares que salieron en septiembre, elevó a 1,373 millones de dólares el monto total de los depósitos que han salido del sistema financiero desde abril.

Lea además: Salida de depósitos no da respiro a la banca en Nicaragua

De ese monto total se han retirado en córdobas el equivalente a 386 millones de dólares y los restantes 987 millones son retiros en dólares, según análisis de Funides con datos de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif) actualizados al 31 de octubre.

Esta fuga, además de afectar a la banca, pone en riesgo la sostenibilidad de las reservas internacionales.

Puede leer: Depósitos bancarios en Nicaragua cayeron a los niveles del 2014 debido a la crisis sociopolítica

En octubre, el BCN suspendió el mecanismo de compra de dólares en línea que utilizaban los bancos comerciales y a través de una llamada telefónica les notificó que restablecía el esquema anterior, que consiste en solicitar la compra de dólares por escrito, con 48 horas de anticipación, indicando el monto, objetivo y los actores de la transacción.

“Si bien el sistema financiero y la posición de reservas internacionales se encuentran sólidas, el ritmo de salida de los depósitos del sistema bancario (y consecuentemente de las reservas internacionales) no es sostenible en el mediano plazo”, advierte un análisis realizado por el equipo de economistas de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Parte de la reducción de los depósitos —explica el análisis— se traduce en pérdidas de reservas internacionales. “No obstante, a pesar de su disminución en los últimos meses, los indicadores de acuerdo con los estándares internacionales permanecen dentro de rangos aceptables; por ejemplo, el saldo de Reservas Internacionales Brutas (RIB) al 30 de septiembre fue de 2,301.6 millones de dólares y representa 2.71 veces la base monetaria”.

También: Aprueban dictamen favorable del presupuesto para 2019

Sin embargo, dice el análisis, tal como lo “plantea el Fondo Monetario Internacional (FMI), la inestabilidad política afecta la confianza de los consumidores y los inversionistas. Dado que el país vive un problema de confianza de parte de los agentes económicos, la solución no es vía acciones de política económica”.

Según Funides, la reducción de los depósitos es resultado de la incertidumbre que ocasiona el contexto actual del país. Las empresas y familias están demandando dólares como una medida precautoria para afrontar cualquier imprevisto que se les presente (dificultades de liquidez), para satisfacer las necesidades de consumo en un entorno de menores ingresos por trabajo y mayor desempleo, para hacer frente a sus obligaciones en un contexto de menores ventas en los negocios o para trasladarlos a economías más estables.

Lea además: Crisis deja con deudas a mujeres productoras en Nicaragua

No obstante, el centro de pensamiento admite que esta salida de los depósitos depende también de las acciones de política económica y los eventos de cada semana.

“Lo último sugiere que es importante que las autoridades manejen adecuadamente su canal de comunicación con el público en general. De no explicar claramente los objetivos e implicaciones de las medidas de política a los agentes económicos, estos harán su propia interpretación de las diferentes acciones de política”, advierte el análisis.

Para estabilizar las expectativas de los agentes económicos, según Funides, también “es importante la publicación oportuna de los indicadores monetarios y financieros, requisito indispensable en toda economía moderna”.

Pero el BCN está haciendo todo lo contrario. Tradicionalmente publicaba diariamente los reportes sobre la evolución de los números monetarios, incluida la circulación de dinero, las reservas internacionales, los depósitos bancarios y las emisiones, entre otros. Pero desde el 6 de septiembre suspendió dichas publicaciones. Posteriormente actualizó la información al 30 de septiembre y, hasta el cierre de esta edición, no había nuevos datos.

También: Sin diálogo no existe posibilidad de frenar la insolvencia del INSS, según especialistas

Esta salida de estos recursos es un factor más que se suma a los efectos negativos que sigue experimentando la economía, a siete meses del inicio de la crisis; y es el resultado de la incertidumbre de los consumidores e inversionistas y la percepción de inseguridad en diferentes ciudades del país.

Distinto sectores del país han advertido que mientras no se reanude el diálogo para encontrar ahí una salida política a la crisis, la economía se seguirá deteriorando.

Según Funides, el riesgo país ha aumentado en los últimos meses y en la medida que la crisis se extienda es probable que las agencias calificadoras de riesgo continúen bajando la calificación del país; por ejemplo, Standard & Poor’s bajó a inicios de noviembre las calificaciones soberanas de largo plazo en moneda local y extranjera de “B” a “B—”.

Lea: INSS deja de captar unos C$374 millones por merma de afiliados hasta septiembre

Es por ello que Funides considera que “la solución pasa porque exista voluntad política por parte del Gobierno para buscar una salida pacífica negociada a la crisis sociopolítica actual” y que “una vez que se encuentre una salida sostenible a la crisis, es importante ejecutar acciones que permitan restablecer la confianza de los consumidores, los inversionistas, los turistas locales y extranjeros y los depositantes en el sistema bancario”.

Monto total de retiros

1,373 millones de dólares salieron del sistema bancario entre abril y octubre. De este monto:

634 millones de dólares eran ahorros.

404 millones de dólares depósitos a la vista y

335 millones de dólares depósitos a plazo.

25 % del monto total de depósitos que tenían los bancos a finales de marzo han salido hasta octubre.

El detalle de retiros de octubre

Un análisis realizado por el equipo de economistas de Funides revela que la Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras (Siboif) publicó la información del Sistema Financiero Nacional al 31 de octubre de 2018.

Dicho informe detalla que los depósitos totales del sistema bancario al final de octubre equivalían a 4,121 millones de dólares, lo que comparado con el saldo a final de septiembre de 4,233 millones de dólares indica que en ese mes hubo un retiro de 112 millones de dólares. Esto representa una merma del 2.7 por ciento. De los 112 millones de dólares que salieron del sistema bancario en octubre, sesenta millones de dólares corresponden a depósitos de ahorro, 11 millones de dólares a depósitos a la vista y 41 millones de dólares a depósitos a plazo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: