Estados Unidos sanciona a Rosario Murillo, el corazón de la dictadura, y a Néstor Moncada Lau por corrupción y violación de derechos humanos

Ambos son señalados de corrupción desenfrenada, desmantelamiento de las instituciones democráticas, violaciones a los derechos, y explotación de recursos públicos de Nicaragua para beneficio personal.

Rosario Murillo, protesta ciudadana, régimen de Daniel Ortega, caminatas, Papa Francisco

La vicepresidenta designada, Rosario Murillo, el pasado 5 de septiembre en un acto con simpatizantes sandinistas. LA PRENSA/EFE

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos, a través de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), impuso sanciones a las dos personas más cercanas al designado presidente Daniel Ortega. Se trata de su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, y al secretario privado del dictador, Néstor Moncada Lau, quien actúa como asesor de seguridad nacional.

Ambos son señalados de corrupción desenfrenada, desmantelamiento de las instituciones democráticas, violaciones a los derechos, y explotación de recursos públicos de Nicaragua para beneficio personal.

Las sanciones ocurrieron después de que el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva declarando al régimen como “amenaza a la seguridad nacional” debido a la violenta respuesta del orteguismo a las protestas desde el 18 de abril.

Lea además: Rosario Murillo habla de paz, pero fomenta el odio

La medida tiene consecuencias en la estructura de poder del orteguismo.

La sanciones

El Departamento del Tesoro, a través de una nota de prensa, anunció el bloqueo de propiedades y de todas las actividades financieras relacionadas con Rosario Murillo y Moncada Lau en Estados Unidos y entidades bajo la jurisdicción del sistema financiero de ese país.

Puede leer: Orteguistas resienten sanciones de Estados Unidos a cúpula sandinista

“La vicepresidenta Murillo y sus operadores políticos han desmantelado sistemáticamente las instituciones democráticas y han saqueado el erario de Nicaragua para consolidar su control en el poder. Esta administración está comprometida a responsabilizar al régimen de (Daniel) Ortega por las protestas violentas y la corrupción generalizada que han llevado a la muerte de cientos de nicaragüenses inocentes y han destruido su economía”, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

“El Departamento del Tesoro tiene la intención de garantizar que los empleados del régimen Ortega no puedan acceder al sistema financiero de los Estados Unidos para obtener ganancias a costa del pueblo nicaragüense”, añadió.

Por qué las sanciones

Las explicaciones del gobierno estadounidense dan cuenta sobre la influencia de Murillo en la estructura de poder del régimen.

Daniel Ortega y Rosario Murillo en 1995. LA PRENSA/Archivo.
Daniel Ortega y Rosario Murillo en 1995. LA PRENSA/Archivo.

Según los estadounidenses, ella tiene “acceso e influencia sobre la organización juvenil del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), conocida como la Juventud Sandinista, y la Policía Nacional”.

También: Ortega y Murillo: Una pareja de poder

La Juventud Sandinista es dirigida por Fidel Moreno y la Policía es presidida por Francisco Díaz Madriz, consuegro de la pareja dictatorial. Ambos personajes fueron sancionados en julio pasado bajo la ley Magnitsky que castiga a funcionarios involucrados en actos de corrupción o graves violaciones a derechos humanos.

Tanto la Policía como la Juventud Sandinista son señaladas por el Departamento del Tesoro de cometer graves abusos contra los derechos humanos, y señala a la Policía en la organización de “escuadrones de la muerte”.

“Los escuadrones de la muerte han cometido ejecuciones extrajudiciales, torturas y secuestros, mientras que los paramilitares de la Juventud Sandinista, armados y pagados por el FSLN, han cometido graves abusos de derechos humanos relacionados con las protestas en curso contra el Gobierno de Nicaragua, incluyendo ataques contra manifestantes”, expresa la comunicación oficial del gobierno estadounidense.

Caso de familia asesinada

En esa misma línea señala que, en junio de 2018, hombres armados enmascarados, acompañados por agentes de la Policía, habrían incendiado una residencia familiar en Managua, en el barrio Carlos Marx, asesinando a seis integrantes de esa familia, incluidos dos niños.

También: Donald Trump declara al gobierno de Nicaragua como «una amenaza a la seguridad nacional de EE.UU»

“Murillo tiene una larga historia de participar en actos de corrupción relacionados con Nicaragua”, señala la información del Departamento del Tesoro.

Moncada es el otro sancionado. Es exfuncionario de la temida Seguridad del Estado de los años 80, con fuertes lazos de lealtad a Ortega. Luego del regreso de Ortega al poder en 2007, Moncada asumió un papel prominente en el Gobierno aunque fiel a su estilo, siempre en la sombra.

Daniel Ortega Saavedra y Rosario Murillo durante la misa y celebración del 25 Aniversario de la Revolución popular sandinista, en Managua, Nicaragua, el 19 de julio de 2004. LA PRENSA/ Oscar Navarrete
Daniel Ortega Saavedra y Rosario Murillo durante la misa y celebración del 25 Aniversario de la Revolución popular sandinista, en Managua, Nicaragua, el 19 de julio de 2004. LA PRENSA/ Oscar Navarrete

“Moncada desembolsó pagos para contrarrestar a los manifestantes en nombre de Ortega y Murillo”, señala el informe del Tesoro.

Además: Reconciliación será por ley en Nicaragua, anuncia Rosario Murillo

“Moncada ha cometido actos de corrupción en nombre de Ortega y Murillo. En al menos un caso, Moncada trabajó con el presidente Ortega para encubrir la conducta sexual de Ortega con una menor”, señalan.
Según especialistas consultados, las sanciones de la OFAC conllevan que los castigados no tendrán acceso al Sistema Financiero de EE.UU.

Lea además: Los insultos de Rosario Murillo a los manifestantes autoconvocados

En Nicaragua, el Sistema Financiero se expone a perder sus corresponsalías en EE.UU., o relaciones financieras en aquel país, si no acatan las sanciones impuestas.