Facosa y Alcaldía de Managua callan sobre obras en el 7 Sur

Después de comprobar que la construcción del paso a desnivel en la intersección del 7 Sur es liderada por ingenieros de la Alcaldía de Managua e incluso se utiliza maquinaria de la misma municipalidad y algunas empresas nacionales, LA PRENSA ha intentado tener una explicación pero nadie ha respondido.

7 Sur

La construcción del paso a desnivel en el 7 Sur está a todo vapor porque se quiere finalizar pronto, ahora que a partir del 30 de noviembre estará abierta la vía en Las Piedrecitas. LAPRENSA/U.MOLINA

Después de comprobar que la construcción del paso a desnivel en la intersección del 7 Sur es liderada por ingenieros de la Alcaldía de Managua e incluso se utiliza maquinaria de la misma municipalidad y algunas empresas nacionales, LA PRENSA ha intentado tener una explicación pero nadie ha respondido.

En teoría la empresa Facosa, de origen mexicano, debería de estar al frente de los trabajos pero en el sitio es la comuna. Por eso se le llamó al ingeniero Diego Valenzuela, pero dijo que no podía brindar declaraciones puesto que en el contrato firmado con la Alcaldía se estipula confidencialidad, “por contrato no tengo permitido hablar con LA PRENSA; por recomendaciones y por exigencias de mi cliente”.

También se buscó una explicación de las autoridades edilicias pero no hubo respuesta. Se llamó a la dirección de Relaciones Públicas y se realizó la consulta, por lo que se quedó a la espera de una reacción que no llegó.

Las construcciones del paso a desnivel en el 7 Sur y Las Piedrecitas fueron adjudicadas a Facosa en una misma licitación pública, donde se presentaron tres propuestas en un principio por un monto que no superaba los 14 millones de dólares. Luego, en la elaboración del diseño el costo incrementó a una cantidad que no ha querido ser revelada por la comuna.

En una visita reciente de de este medio de comunicación se constató que las obras son ejecutadas por la Alcaldía y para no llamar la atención se han borrado las calcomanías de sus camiones. Se ve solo la maquinaria pesada que pertenece a empresa nacionales y que han sido rentadas para desarrollar el proyecto vial.

Todo esto se da en un contexto donde Facosa presenta una subejecución del paso a desnivel, cuyo diseño consta de un puente que cruza la intersección de norte a sur y con la opción de giro hacia el este, es decir que la Pista Juan Pablo II, que a partir de 2019 empezará a ser rehabilitada.

Silencio compromete la transparencia

Ingenieros que han visitado la construcción en el 7 Sur y Las Piedrecitas -que se inaugurará el 30 de noviembre- se han maravillado por la tecnología que se ha utilizado, esto para que las estructuras soporten sismos de altas magnitudes. Para esto no se han escatimado recursos.

Sin embargo, por otro lado está la falta de transparencia porque se han realizado modificaciones en los diseños, que inevitablemente han alterado los presupuestos, pero estos no han sido informados a los concejales de la capital y menos a la ciudadanía que paga sus impuestos. Pero una muestra de la variantes en los costos fue una propuesta que presentó a finales de octubre la alcaldesa Reyna Rueda, que consistió en solicitar un préstamo por el orden de los 2.5 millones de dólares para terminar las obras.

14
millones de dólares fue el presupuesto inicial para erigir un paso a desnivel en la intersección de Las Piedrecitas y otro en el 7 Sur. Luego el monto incrementó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: