Jefe de Policía Orteguista de León fue quien dirigió agresión contra exdocente de la Unan

Desde hace dos días la Policía ha estado llegando frente a la vivienda de Mauricio Álvarez Argüello, pero este jueves llegaron a golpearlo junto a su esposa e hijo.

Como si se tratara de un delincuente el reconocido biólogo, exdocente de la UNAN-León Mauricio Álvarez y hermano gemelo del constitucionalista Gabriel Álvarez, fue golpeado junto a su familia por parapoliciales de la Policía Orteguista en la ciudad universitaria.

“El oficial al mando (Fidel Domínguez, jefe de la Policía Orteguista en León), me identificó y me dijo: vos sos el corrido de la universidad por terrorista, y yo le dije: yo no fui corrido por terrorista, sino porque tengo mis propios pensamientos que no están alineados con el partido del gobierno”, manifestó Álvarez.

Desde hace dos días, la Policía ha estado llegando frente a la vivienda Álvarez Argüello, pero este jueves llegaron a golpearlo junto a su esposa e hijo.

“Ayer este asedio se intensificó. Todo el día mi casa estuvo rodeada por elementos uniformados, yo no tengo deudas pendientes con la justicia, es por ello que salí para hacer unas diligencias, y en ese momento me increparon y me dijeron que yo era terrorista junto a mi hermano”, denunció Álvarez.

Le puede interesar: Radio Mi Voz cierra operaciones de forma temporal ante el asedio de la Policía Orteguista

Después de haber recibido la carta de despido por la UNAN-León, el pasado 8 de noviembre, Álvarez, lo hizo público, denunciando este atropello ante los medios de comunicación, es por ello que la policía constantemente lo asedia.

Según el catedrático, cada vez que respondía a los policías que él no era terrorista lo golpeaban en la cabeza.

Asimismo, policías mujeres golpeaban a Rene Patricia Madriz, esposa del reconocido biólogo, junto a su hijo Mauricio José Álvarez Madrid, de 24 años, quien salió a ver que sucedía frente a su casa.

Lea además: “Me bajaron el pantalón y me quitaron la camisa”. Policía Orteguista retiene a periodista leonés

El biólogo, narra que en el momento que lo agredían junto a su familia, los uniformados represores procedieron a despojarlos a cada uno de ellos de sus celulares.

Ante las intensas amenazas, asedios e intimidaciones, el profesional afirma que no se quedará callado, porque la Policía eso es lo que quiere, y a la vez asegura que seguirá denunciando cada atropello y violación que se haga contra él y a su familia ante las instancias de Derechos Humanos (DDHH) y medios de comunicación.

Mauricio tenía 28 años de impartir clases en Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León).  Nunca recibió un llamado de atención por ser un profesional con disciplina y abnegado, el 8 de noviembre de este año por la mañana, esa alma mater decidió arbitrariamente despedirlo, tras rehusarse firmar una carta en contra de monseñor Silvio Báez y por no ir a marchas progobierno.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: