Policía Orteguista busca a quienes denunciaron el crimen en el barrio Carlos Marx

La Policía Orteguista ha llevado en dos ocasiones al Chipote, para interrogarlo, al conductor del pastor evangélico Oscar Velásquez Pavón, quien murió calcinado junto a su familia

Leana Castillo denunció ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) que su esposo José Rodolfo García, chofer y pariente de pastor evangélico Oscar Velásquez Pavón, quien murió calcinado junto a su familia en el barrio Carlos Marx, está siendo asediado por la Policía Orteguista (PO) y que en dos ocasiones se lo han llevado al Chipote para interrogarlo.

Castillo contó que la tarde del viernes, a eso de las 12 del mediodía, llegó la Policía a la casa. “A esa hora mi esposo estaba lavando el carro como de costumbre y se lo llevaron para interrogarlo. Yo me fui con él porque tenía miedo que lo dejaran detenido. Ahí lo tuvieron hasta las 7 de la noche que lo soltaron”, afirmó.

Lea además: Estados Unidos señala a la Policía Orteguista del incendio en la casa del barrio Carlos Marx

Castillo pensó que todo se había solucionado, pero la mañana de este sábado fue citado otra vez al Chipote, y después que lo dejaron libre comenzaron a rondar su casa, que se ubica en el barrio Carlos Marx, a pocas cuadras de la casa donde murió el pastor calcinado y su familia el pasado el 16 de junio.

“Hoy (el sábado) lo citaron y él fue porque el que no la debe no la teme, pero el acoso sigue, estamos siendo constantemente vigilados, nos están hostigando y no entiendo por qué. Sin mentirle, no he dormido. Hoy me di cuenta que, desde el parque, nos vigilan y no sé desde cuándo nos están vigilando”, dijo Castillo.

Lea también: Una sobreviviente del incendio: “Los quemaron vivos”

En el interrogatorio a García, la Policía le preguntó que si sabe dónde se encuentran las hijas del pastor, Cinthya y Maribel Velásquez, quienes denunciaron que fueron los paramilitares y policías los que quemaron la casa, donde se encontraban cuatro adultos, una niña de tres años y un niño de nueve meses.

“Le preguntaron que desde cuándo conocía al señor (el pastor), que desde cuándo le trabajaba, que si sabía dónde estaban las hijas de él, y nosotros no sabemos nada”, dijo Castillo.

Agregó que aunque no hayan detenido a su esposo, el hecho que lo lleguen a interrogar varias veces, crea incertidumbre y temor en la familia. “Eso nos afecta psicológicamente, ya no salimos porque ellos nos vigilan. Tenemos miedo, yo tengo dos hijas”, contó la mujer.

Lea más en: “Hijos, perdónenme porque no los puedo sacar”: las palabras del pastor que murió calcinado en el barrio Carlos Marx

Vilma Núñez de Escorcia, presidenta del Cenidh, dijo a LA PRENSA que es preocupante la forma en que avanza el nivel de persecución del régimen de Daniel Ortega. Eso ha causado incertidumbre sobre los nicaragüenses que, ante este escenario, optan por irse del país, a veces hasta con toda la familia, para garantizar seguridad.

Núñez dijo que ha ido escalando la persecusión política, lo que ha ocasionado un deterioro en la situación de los derechos humanos del país.

Señalaron a la policía

Recientemente, un comunicado emitido por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos se señala que hombres enmascarados, junto con oficiales de la Policía Orteguista (PO), estuvieron relacionados con el terrible incendio que consumió la vida de seis personas, incluidos un niño de tres años y otro bebé en el barrio Carlos Marx, en la ciudad de Managua, el pasado 16 de junio.

Esto también había sido señalado por el informe sobre la crisis del país, realizado por la Misión del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Derechos Humanos (Oacnudh), el cual fue presentado en agosto pasado. Se trata de uno de las violaciones de DD.HH. más graves desde abril pasado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: