UNEN cada día se vuelve más oficialista y olvida la defensa de los derechos estudiantiles

Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua sigue demostrando sus lazos fraternos con el régimen orteguista, mientras da la espalda a los estudiantes.

Los estudiantes de la UNAN-Managua se tomaron el recinto desde el pasado 7 de mayo. LA PRENSA/ARCHIVO

La Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) aparentó tener fuerza, pese a que durante la crisis la ha venido perdiendo por su respaldo al orteguismo. En el XVI Congreso Nacional de Estudiantes de Managua, celebrado la semana pasada, los lazos partidarios fueron más que evidentes.

Para un estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), que solicitó no revelar su identidad por miedo a represalias, el congreso que se realizó en esa casa de estudios “es más que todo una estrategia para conservar la poca credibilidad que tienen”, dijo.

A su vez, cuestionó que los asistentes a la actividad eran personas a favor del régimen orteguista, y que contrario al nombre del congreso, la mayoría de estudiantes no estaban al tanto del mismo.

Para el doctor Carlos Tünnermann, experto en educación, la UNEN no está cumpliendo con su razón de ser, que es precisamente abogar por los estudiantes. De acuerdo con cifras emitidas por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), un total de 144 estudiantes universitarios han sido expulsados de la UNAN-León y UNAN-Managua; sin embargo, UNEN no se ha pronunciado.

Tampoco lo ha hecho sobre los diversos estudiantes que han sido procesados, atribuyéndoles delitos que la Fiscalía no ha logrado comprobar, expresó Tünnermann.

El experto y también miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia refiere que la actitud que ha tomado UNEN es muy diferente al del Centro Universitario de la Universidad Nacional (CUUN), de León, que eran los primeros en salir en la defensa de los derechos de los estudiantes cuando eran apresados por la dictadura somocista.

Asimismo, recordó que UNEN y las mismas autoridades universitarias se sentaron en la bancada del “gobierno” durante las sesiones del Diálogo Nacional.

Lea también: Universitarios exigen la salida de UNEN 

Adular a la dictadura

Carlos Fonseca Terán, hijo del fundador del partido Frente Sandinista, Carlos Fonseca Amador, fue uno de los exponentes en el congreso.

De acuerdo con reportes de un medio oficialista, expresó: “Hablar de juventud es hablar de revolución y sobre todo en Nicaragua, donde hablar de revolución es hablar de la lucha del sandinismo y es hablar, por lo tanto, del papel de los jóvenes en las luchas por la transformación social de Nicaragua (…) si hay una revolución en la que los jóvenes no son protagónicos, eso no es una revolución”.

Efectivamente, eso sucedió el 18 de abril, cuando los estudiantes universitarios se tomaron las calles del país para protestar contra la reforma fallida a la seguridad social, a lo que el régimen reaccionó con plomo, desatando la peor masacre en la historia moderna de Nicaragua.

Sin embargo, Fonseca Terán no ha admitido en la práctica lo que predica, pues el pasado 22 de noviembre “explotó” con insultos en defensa del régimen durante el Foro mundial del pensamiento crítico, que se realizó en Buenos Aires, Argentina, realizado por el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), donde participaron integrantes de la Alianza con el objetivo de exponer los más de siete meses de crisis sociopolítica que atraviesa el país.

Repudian a UNEN

Además del estallido social de la población contra la dictadura de Daniel Ortega, los universitarios tienen su propia batalla y esta se centra en contra de la Unión Nacional de Estudiantes Universitarios (UNEN). En mayo del 2018, gritaban que se fuera UNEN, mientras con pancartas en mano recogían firmas para que se adelantaran las elecciones y tener nuevos dirigentes, ya que los actuales no los representaban.

Los estudiantes criticaban el manejo de los fondos por parte de la organización estudiantil, la cual debería levantar la voz en defensa de los estudiantes que han sido una de las principales víctimas de la dictadura.

Lea además: El poder de UNEN en las universidades públicas 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: