La foto en la que no está Daniel Ortega

Daniel Ortega ha optado por desaparecer de los escenarios internacionales, aunque eso implique perderse una foto histórica, ¿por qué lo hace?

Nicolás Maduro, Miguel Díaz-Canel y Evo Morales en la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrados, en México.

Los regímenes de Cuba, Venezuela y Bolivia se juntaron en una foto. Desde un mullido sofá, este primero de diciembre Miguel Díaz-Canel, Nicolás Maduro y Evo Morales sonrieron para la cámara y para la historia durante su encuentro en México, país al que viajaron para participar en la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con medios de comunicación mexicanos, la fotografía que ha circulado en las redes sociales fue tomada después de la comida que López Obrador ofreció a los mandatarios invitados y antes de que el nuevo presidente saliera al Zócalo para recibir el Bastón de Mando.

Lea:  Daniel Ortega cancela su asistencia a la toma de posesión de Manuel López Obrador

Antes de las 4:00 de la tarde, el tuitero Maduro ya había compartido la foto. Y Díaz-Canel siguió su ejemplo a las 8:00 de la noche. “Por más que intenten separarnos, somos la unidad en la diversidad. Nos unen la historia, los sacrificios y las glorias de nuestros próceres. Somos continuidad”, publicó el cubano en su cuenta oficial de Twitter.

Sin embargo, en esa fotografía que reúne a tres de los mayores exponentes de la “izquierda” latinoamericana, el continuismo y el desprecio por la democracia, hay un gran ausente que no pasó inadvertido: Daniel Ortega Saavedra, aliado político de los tres hombres sentados en ese sillón.

Ortega “tiene miedo”

Aunque Ortega lleva años sin asistir a cumbres internacionales -excepto las del ALBA, que se celebraban en La Habana o Caracas – desde que inició la crisis sociopolítica en Nicaragua, ha hecho amagos de asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York, a la Cumbre Iberoamericana, en Antigua Guatemala, y a la toma de posesión del nuevo presidente de México, solo para cancelar a última hora ante la movilización de la diáspora nicaragüense que se ha propuesto protestar en su contra donde quiera que llegue.

A juicio de la excomandante guerrillera Dora María Téllez, este comportamiento del dictador nicaragüense tiene una explicación sencilla: “Miedo”.

Primero, dice, tiene miedo a dejar en evidencia su situación de grave aislamiento internacional. “Él no tiene interlocución a estas alturas con nadie. Y por ejemplo, en el caso de la toma de posesión de López Obrador, muchos de los países que estaban ahí son parte del grupo de trabajo de la OEA (Organización de Estados Americanos)”.

Y luego, afirma Téllez, está su pánico al repudio que le pueden demostrar en las calles, como le sucedió a Maduro en México.

“Daniel Ortega se para en las calles de México y le habrían silbado por lo más barato. Y él le tiene mucho temor a ser objeto de abucheos. De manera que su encerramiento tiene mucho que ver con eso”, explica la excomandante.

Luis Carrión, excomandante sandinista, coincide con la tesis del miedo al rechazo. “Está acostumbrado a hacer eventos aquí en Nicaragua totalmente controlados, donde lo único que recibe son alabanzas”, sostiene.

Le interesa: El origen de la pareja Ortega Murillo

La vanidad de tirano

El miedo de Ortega a las muestras de rechazo podría explicarse dado el ego y la vanidad del dictador. «Absolutamente a Ortega le afectan las muestras de repudio. Tiene un enorme ego y una enorme vanidad. Un tipo de personalidad al que le fascina ser aclamada, cultiva la aclamación y el culto a la personalidad”, analiza Téllez.

“Desde que llegó al gobierno se creó un mundo falso en el que solo alcanzaban los que lo alababan y los que le decían y le dicen que él es lo máximo que le ha ocurrido a Nicaragua”, afirma Carrión. Por eso Ortega “no tiene ninguna capacidad para enfrentarse a la realidad”.

Según Carrión, Ortega tiene “un ego muy frágil, por lo visto” y “le teme a la más mínima manifestación de rechazo”.

Tal vez por eso prefiere quedarse en casa, aunque eso implique perderse la foto.

Lea: La casa de Daniel Ortega 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: