PO a trabajadores de Radio Darío: “Ustedes trabajan para un terrorista”

Pese al asedio y la intimidación, el director de radio Darío, Anibal Toruño, aseguró al diario LA PRENSA que no cerrara las operaciones de al emisora

El director y propietario de radio Darío, Aníbal Toruño, estuvo en la mira del régimen orteguista desde el principio de las protestas cívicas. LA PRENSA/Oscar Navarrete

La han incendiado, asediado y sacado del aire durante algunas horas; sin embargo, su director Aníbal Toruño se niega a claudicar.

Tres días después del último ataque contra este medio de comunicación, dirigido por la Policía Orteguista, el periodista cuenta las amenazas que sus trabajadores recibieron.

Después del asedio de la tarde del lunes, ¿cómo se encuentran los trabajadores?

El gran impacto esta vez, acordate que 15 días atrás habían secuestrado a dos de los colaboradores con la unidad móvil, y el mensaje fue el mismo: ustedes trabajan para un terrorista, para un golpista, para una radio que le ha hecho mucho daño a Nicaragua y las consecuencias de seguir trabajando para esta emisora será para ustedes y sus familiares. También indicó (la Policía Orteguista) la amenaza de que esta era la última vez que le daba la oportunidad para que no sufrieran las consecuencias, que todos aquellos que trabajaran para radio Darío estaban en peligro de ser encarcelados, ellos y sus familias (…).

Lea además: Turbas orteguistas quemaron radio Darío en León 

Están bien —los trabajadores—, algunos, la mayoría están en casas alternas, como para tratar de amortiguar el impacto que esto causó psicológicamente. He estado hablando con la mayoría de ellos, dos no los puedo localizar: Leo Cárcamo y Rudy Ramos. No asumo que hayan sido detenidos, asumo que están en algún lugar y que desean, tal vez en estos momentos, por prudencia, no comunicarse conmigo.

¿A qué tipos de abusos fueron sometidos?

Los montaron en las unidades, camionetas que tenían en las afueras de la radio. A tres de ellos en la tina, y a Humberto Solís, que lo metieron en cabina, boca abajo, en la parte del piso; esos eran los cuatro que en algún momento esposaron y los metieron y les dijeron que los iban a llevar al Chipote. De nuevo, yo pienso que es una estrategia de golpe, es una estrategia digamos de agresión psicológica para desintegrar al equipo de prensa que trabaja conmigo y poder generar miedo, porque, es decir, el ataque, el asedio ha sido permanente (…) psicológicamente, desde luego, tiene un efecto, hay un cansancio, hay un temor normal, nadie quiere terminar en la cárcel, ni que su familia termine en la cárcel (…) son parte de una estrategia que tiene Daniel Ortega, que me parece que es una escalada hacia los medios de comunicación independientes, y se está acercando muchísimo de nuevo a instalaciones o directores, o periodistas de medios independientes como una nueva estrategia y escalada de poder controlar la información.

Lea además: Infierno en León: el ataque a radio Darío 

Y se ha acercado mucho, lo que es sumamente peligroso, eso es muy peligroso porque yo responsabilizaría al gobierno de Daniel Ortega en caso de que la integridad física de un periodista, de un director de medio de comunicación independiente, le pase algo, la responsabilidad va a ser del Gobierno.

Tomando en consideración el asedio contra la radio, ¿usted cerraría operaciones?

No, nunca. Me parece que si es necesario con uno que nos quedemos, vamos a seguir haciendo radio, con uno que nos quedemos vamos a seguir haciendo noticieros, con lo que tengamos a mano vamos a seguir haciendo noticieros. He tenido expresiones de apoyo y fraternidad en mi equipo, y desde luego, dejar de hacer lo que hacemos todos los días es morir, y en ese sentido, nosotros vamos a seguir en la lucha. Vamos a permanecer.

El director y propietario de radio Darío, Aníbal Toruño, estuvo en la mira del régimen orteguista desde el principio de las protestas cívicas que fueron arremetidas con violencia estatal, incluyendo el 20 de abril, cuando quemaron la emisora.

“Esta vez Daniel Ortega se equivoca (…) que no es matando al mensajero que vamos a matar o eliminar el mensaje, y Pedro Joaquín Chamorro (q.e.p.d.), el héroe nuestro en temas de libertad de expresión, cuando lo asesinaron, sus principios, su libertad, sus ideales, en los que él creía sigue, y La Prensa sigue existiendo y la descendencia de Pedro Joaquín Chamorro sigue siendo extraordinaria, entonces ahí está, no es verdad, y creo que allí se equivocan los gobernantes, y en este caso, el régimen de Ortega, cuando quiere y desea atentar y eliminar una persona y sí, definitivamente son capaces de cualquier cosa”, expresó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: