Bóer se soltó con 17 hits, incluyendo dos jonrones de Juan Silverio

Una noche después de perder su invicto ante los Leones, el Bóer hizo que los Tigres pagaran los platos rotos, al imponerse 12-4.

Javier Robles llegó a nueve jonrones con el Bóer, en la campaña del Campeonato Nacional de Beisbol Superior. LA PRENSA/JADER FLORES

Javier Robles llegó a nueve jonrones con el Bóer, en la campaña del Campeonato Nacional de Beisbol Superior. LA PRENSA/JADER FLORES

Una noche después de perder su invicto ante los Leones, el Bóer hizo que los Tigres pagaran los platos rotos, con una rayería de 17 hits, entre ellos cuatro jonrones, para imponerse 12-4, al mismo tiempo que los Gigantes derrotaron 3-0 a los reyes de la selva y provocaron un triple empate en el segundo lugar de la Liga de Beisbol Profesional de Nicaragua.

El dominicano Juan Silverio mostró su poderío al disparar dos cuadrangulares, para llegar a cuatro en los primeros cinco juegos de la temporada, y es una de las razones del fabuloso arranque del Bóer, que ha ganado cuatro partidos y solo pierde uno.

Los prospectos costeños de las Ligas Menores, Leonardo Crawford y Randy Pondler, junto a Cairo Murillo hijo, se combinaron en la colina para mantener bajo control a los Tigres en su cueva, el Efraín Tijerino de Chinandega.

La tribu se soltó desde el arranque. Javier Robles impulsó la primera con un sencillo en el primer inning, y tras doblete de Silverio, Jilton Calderón llevó dos al plato con un imparable.

El cubano Darián González pegó un doble remolcador de una en el segundo, que explotaron al abridor y perdedor, el venezolano Raul Ruiz.

La fiesta siguió ante el relevista Walter López con otro imparable impulsador de Robles y otro hit de dos carreras de Jilton, quien puso la pizarra 7-0.

A pesar de la cómoda ventaja, el abridor del Bóer, el zurdo Crawford, de la organización de los Dodgers, batalló con su control y en la segunda entrada permitió una carrera por un boleto a Ismael Munguía con la casa llena.

Tres hits en el cierre del tercero, entre ellos uno empujador de Jesús López, y un jonrón del novato Elián Miranda en el cuarto, enviaron a las duchas a Crawford, aunque dejando el partido ganado 7-3.

El también zurdo Pondler tomó el control y fue el ganador, en relevo de 3.2 entradas de una carrera.

El Bóer no paró de tronar en todo el juego y en la quinta entrada Silverio se voló la cerca, mientras que en el sexto, con Jasser López en la loma, Robles la sacó del parque con Darián González en circulación y enseguida Silverio descargó su segundo proyectil.

Joseph Martínez entró a relevar y recibió un cuadrangular solitario del cubano Víctor Muñoz, quien completó un racimo de cuatro anotaciones que establecieron diferencias claras de 12-3.

Robles, Silverio y Jilton dieron tres hits cada uno. Robles y Jilton empujaron cuatro. Los dos truenos de Silverio fueron solitarios.

Triple empate

En Rivas, los Gigantes blanquearon 3-0 a los Leones y de esta forma, estos dos equipos y los Tigres, tienen idéntico balance de dos triunfos y tres derrotas cada uno, empatados en el segundo puesto, detrás del Bóer.

El dominicano Wander Beras se anotó el triunfo, con juego salvado del costeño Wilfredo Pinner. El perdedor fue el dominicano Luis Mateo, quien tras admitir una carrera en el primero y dos en el tercero, luego estuvo intratable en la colina, caminando profundo en el partido.

Isaac Benard volvió a destacar por los Gigantes con par de hits, entre los siete del equipo, y anotó la primera carrera del juego.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: