Crisis política en Nicaragua devalúa con rapidez el córdoba frente al dólar

La diferencia entre el tipo de cambio oficial y el valor promedio que se paga en el mercado nacional para adquirir un dólar, se ubicó en 1.79%, su nivel más alto de los últimos tres años

El sector financiero ha sido uno de los más afectados por la crisis en Nicaragua. La entrega de créditos se redujo y la fuga de depósitos en dólares aumentó. LA PRENSA/ ARCHIVO

En Nicaragua más del ochenta por ciento del crédito está dolarizado, mientras que la gran mayoría recibe sus salarios en córdobas. LA PRENSA/ARCHIVO

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Mientras entre la población persiste el temor de una posible devaluación del tipo de cambio del córdoba ante el dólar, la brecha cambiaria, o diferencia entre el tipo de cambio oficial y el valor promedio que se paga en el mercado nacional para adquirir un dólar, se ubicó en 1.79 por ciento, su nivel más alto de los últimos tres años.

El 19 de abril, es decir un día después del estallido de la crisis sociopolítica, dicha brecha era del 0.14 por ciento.

A partir de esa fecha, la brecha comenzó a ensancharse hasta alcanzar un nivel récord en el último trienio, según reflejan cifras del Banco Central de Nicaragua.

Lea además: Caen en 30 % las ganancias de la banca nica hasta octubre

El 19 de abril para comprar un dólar en un banco, una casa de cambio o financiera se requerían 31.2873 córdobas, mientras el tipo de cambio oficial era de 31.2428 córdobas. Es decir una diferencia de cuatro centavos.

En cambio, el 31 de octubre para adquirir un dólar en el mercado nacional se necesitaban en promedio 32.6416 córdobas cuando el cambio oficial era de 32.0679 córdobas, es decir una diferencia entre ambos tipos de cambio de 57 centavos.

“El incremento observado en la brecha cambiaria durante los últimos meses podría ser una reacción para crear un desincentivo a la venta de dólares, en un contexto donde los depósitos del sistema bancario han disminuido”, dice un análisis realizado por el equipo económico de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Puede leer: Financieras de Nicaragua siguen sumando pérdidas

Según dicho análisis, el incremento de la brecha cambiaria es una reacción a la incertidumbre que ocasiona el contexto actual, el incremento del riesgo país y el menor dinamismo en la actividad económica.

“El aumento del precio de venta del dólar es un mecanismo de protección de los depósitos y consecuentemente de las reservas internacionales. También, permite generar ingresos adicionales al sistema bancario mediante operaciones de cambio, en un contexto donde la banca al contraer su otorgamiento de crédito como parte de su estrategia de manejo de liquidez, está registrando una disminución en sus utilidades”, explica Funides.

Desde el inicio de la crisis sociopolítica que envuelve al país desde hace 233 días, la incertidumbre ha empujado al público a retirar en masa su dinero de los bancos.

También: Régimen de Nicaragua extrae 8,457 millones de córdobas de las arcas del Banco Central para sortear crisis provocada por la represión

Según Funides, los reportes de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif) detallan que entre abril y octubre la banca local ha visto salir de sus arcas 1,373 millones de dólares. De ese monto se han retirado en córdobas el equivalente a 386 millones de dólares y los restantes 987 millones son retiros en dólares.

La última vez que la brecha cambiaria alcanzó su nivel más alto fue en 2016 cuando el 19 de febrero se situó en 1.12 por ciento, según cifras del Banco Central de Nicaragua. En 2017 el máximo nivel fue de 1.06 por ciento y sucedió el 1 de septiembre.

Golpea a deudores y otras transacciones

Según el análisis de Funides, “el incremento en el precio de venta del dólar aumenta los costos de transacción y puede reducir el ingreso disponible en términos relativos. También, podría transmitirse gradualmente a los precios al consumidor en la medida que este costo de transacción vaya aumentando”.

En Nicaragua más del 80 por ciento de los créditos están dolarizados, mientras que la gran mayoría recibe sus salarios en córdobas, lo que refleja el golpe que significa para los nicaragüenses este rápido encarecimiento del dólar.
De hecho, el Fondo Monetario Internacional en evaluaciones de años pasados había advertido a Nicaragua de este riesgo para la economía, sin aún vislumbrarse la crisis sociopolítica actual.

Lea: Nicaragua importa menos alimentos, vestuario, electrodomésticos, maquinarias, insumos agrícolas e industrial

El equipo económico de Funides, no obstante, considera pese al incremento del valor que está registrando el dólar no constituye una devaluación adicional del tipo de cambio oficial establecido por el BCN en 5 por ciento anual.

Brecha en compra es menor

Mientras la venta del dólar en el sistema financiero nacional se ha encarecido fuertemente con respecto al tipo de cambio oficial, la compra de esta moneda no ha variado aceleradamente con respecto al tipo de cambio comparado.

El 19 de abril al cambiar un dólar en un banco, una casa de cambio o financiera un nicaragüense recibía en promedio 31.1471 córdobas mientras el tipo de cambio era de 31.2428 córdobas. Es decir una diferencia de nueve centavos menos con respecto al tipo de cambio oficial.

En cambio, el 31 de octubre se pagaba en el mercado nacional 32.2986 córdobas, cuando el cambio oficial era de 32.0679 córdobas, es decir una diferencia de 23 centavos más que el cambio oficial.