Policía Orteguista secuestra a tres miembros de una familia en Jinotepe, Carazo

Los secuestrados son las hermanas Karla Chávez Rojas y Dora Chávez Rojas y su esposo Eyner Medrano. Las hermanas Chávez tienen dos familiares más detenidos acusados de participar en los tranques

Eyner Medran, su esposa Dora Johana Chávez Rojas y su hermana Karla Vanessa Chávez Rojas. LA PRENSA/ CORTESÍA

Tres miembros de una familia fueron secuestrados por la Policía Orteguista (PO), este miércoles a las 10:30 de la mañana en las afueras del centro educativo José de la Cruz Mena en el barrio Madre Villa Proletaria de la ciudad de Jinotepe, Carazo.

Los secuestrados son las hermanas Karla Vanessa Chávez Rojas y Dora Johana Chávez Rojas y su esposo Eyner Medrano, quienes viajaron desde Costa Rica para asistir a la promoción de sexto grado de su hija Angie Michel, pero al salir del centro educativo, fueron capturados por la policía orteguista.

Lea además: Reprograman audiencias a reos políticos para el 2019

Los tres fueron trasladados a la delegación policial departamental y luego a la Dirección de Auxilio Judicial conocida como El Chipote en Managua. La Policía Orteguista vincula a los tres secuestrados con otros miembros de esta misma familia que supuestamente participaron en las protestas y tranques en contra de la dictadura.

Franklin Chávez Rojas, hermano de las detenidas, aseguró que Eyner Medrano, el esposo de una de sus hermanas  fue torturado y producto de las lesiones, fue transferido al Hospital Antonio Lenin Fonseca. Los celulares de los tres detenidos, fueron ocupados.

Los detenidos estuvieron en Nicaragua de visita el pasado julio. «Nos vinculan por haber estado en Nicaragua y por llevar el apellido Rojas. A nuestra familia nos han asediado como si fuésemos los delincuentes más grandes del planeta», dijo Chávez, quien comenta que una tía suya también fue secuestrada por la Policía Orteguista la semana pasada y luego fue puesta en libertad.

Le puede interesar: “No nos olviden, alcen sus plegarias en nuestros nombres”. La carta de Navidad que envían los presos políticos

Familiares condenados

Dos miembros de esta misma familia han sido condenados por el régimen. Raúl Ernesto Rojas Bello, a quien lo presentaron como dirigente de los tranques, aunque su familia ha asegurado que él nunca participó. Tras su detención, la PO aseguró que le había ocupado un AK47 y un vehículo, con el que supuestamente trasladaba armas. Rojas fue  juzgado por el delito de portación ilegal de armas de fuego o municiones y fue condenado a un año de prisión, más cien días multas. A pesar que se le otorgó el beneficio de la suspensión de la pena, con la medida de arresto domiciliar, sigue detenido.

También: Extienden orden de libertad a un autoconvocado jinotepino, pero la Policía aún no lo entrega 

El papá de Rojas Bello es militar retirado del Ejército y ha sido crítico del gobierno. En julio tras participar en el levantamiento de tranques en Jinotepe, tuvo que huir de Nicaragua.

Josué Santiago Álvarez Rojas, es primo de las detenidas y se encuentra preso en La Modelo por supuestamente haber participado en los tranques.

Dejaron a cuatro hijos en Costa Rica

El matrimonio Medrano Chávez, en Costa Rica, dejó a cuatro de sus hijos, todos menores edad. “Nosotros lo que exigimos es que los saquen, porque ellos no tuvieron nada que ver en marchas, ni
tranques, la detención es ilegal”, dijo el hermano de las detenidas, que también vive en Costa Rica.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: