Abogado denuncia «condena previa» para los presos políticos

Investigadores se presentan en los juicios como testigos comunes y, pese a las protestas, sus reclamos de los abogados no son escuchados

Carlos Brenes y Tomás Maldonado son enjuiciados por dirigir supuestamente los tranques en Jinotepe, Carazo. LA PRENSA/TOMADA DE EL 19 DIGITAL

El testimonio del jefe de la delegación policial de Carazo, comisionado mayor Pedro Rodríguez Argueta, en el juicio contra los militares en retiro Carlos Brenes y Tomás Maldonado, a quienes señalan de dirigir los tanques en Jinotepe, Carazo, es visto por el abogado de la defensa Julio Montenegro como una condena previa.

“Esa persona que usted me ha mencionado (Rodríguez Argueta) siendo jefe de la estación policial ha llegado a verter criterios como si fuera un testigo de los hechos, que ha visto, que ha apreciado, que le ha constado el hecho. ¿Qué es lo que acontece con esto? Que con esa incriminación que se está haciendo prácticamente ya tenemos de previo una condena con este tipo de testigos que son viciados”, expresó Montenegro.

El abogado explicó que esta no es la primera vez que los investigadores policiales se presentan como testigos comunes y, pese a las protestas en los juicios, sus reclamos no son escuchados.

Lea: El héroe de la guerra que acusan de “terrorista”

“Para nosotros no están cumpliendo con el artículo 7 del Código Procesal Penal relativo al descubrimiento de la verdad, más bien hay una suerte de incriminación a toda costa y donde lamentablemente está participando el investigador, el ente acusador y de alguna manera nos preocupa el poder judicial”, agregó Montenegro.

Falsos testimonios

Otra inconsistencia, que señaló el abogado, en el juicio de Brenes y Maldonado es que ante el juez algunos supuestos testigos han brindado una declaración distinta a la que aparece en la acusación de la Fiscalía.

“El testigo que tiene cuarenta años de ser policía, en la ciudad de Diriamba, al momento de reconocer a Tomás Maldonado estaba señalando a Carlos Brenes. Ese tipo de situaciones se están dando en todos los procesos. Qué aconteció después de la observación que yo hice notar en público, cuando le pregunté de nuevo al testigo que si había reconocido adecuadamente a los testigos, que si le constaba que ese era Tomás Maldonado, él reafirmó, entonces, hice notar esa situación”, indicó Montenegro.

El abogado relató que, luego de hacer notar esa inconsistencia en la declaración del testigo, se realizó un receso y después de ese espacio el testigo ya sabía el guión a cabalidad.

Le puede interesar: Mayor en retiro secuestrado por paramilitares aparece acusado de terrorismo en Nicaragua

Brenes, uno de los acusados, es coronel en retiro, actualmente está siendo acusado de terrorismo, después de supuestamente dirigir a los “principales grupos terroristas del departamento de Carazo y Masaya”. Es un hombre de trayectoria histórica dentro del Frente Sandinista y es crítico con el proyecto político-familiar de los Ortega Murillo.

En el caso de Maldonado, es mayor en retiro y actualmente pastor evangélico. Maldonado fue secuestrado por paramilitares y 22 días después fue acusado “por terrorismo” por la Fiscalía orteguista en los tribunales y conducido en secreto a audiencia preliminar en los juzgados de Managua.

La acusación

Carlos Brenes fue acusado por los delitos de terrorismo, crimen organizado, entorpecimiento de servicios públicos y daño, en perjuicio del Estado de Nicaragua y la sociedad nicaragüense.

Lo responsabilizan de realizar ataques a la delegación policial de Jinotepe y del robo de dos cisternas de combustible que instalaron en la entrada de la delegación de Jinotepe. “Está involucrado también en el asesinato de dos policías el 8 de julio”, cuando estos restablecían el orden público, se puede leer en la acusación.

Lea además: Sujetos irrumpen en las casas de dos exmilitares en Jinotepe, Carazo

Asimismo, dicen que existen fotos que prueban las reuniones que sostuvieron los militares retirados Carlos Brenes y Tomás Maldonado. Sin embargo, sus familiares aseguran que ambos no se conocían.