Policía Orteguista debe evaluar psiquiátricamente a rusa que atacó a sacerdote en la catedral de Managua

Médico psiquiatra considera que Elis Gonn requiere una evaluación psiquiátrica para descartar un trastorno delirante, que es un tipo de psicosis

El sacerdote nicaragüense Mario Guevara, quien sufrió lesiones en el rostro al ser rociado con ácido sulfúrico por una mujer rusa, perdonó a su agresora. LA PRENSA/R. FONSECA

En la nota de prensa que emitió la Policía Orteguista (PO) sobre la rusa Elis Gonn, quien atacó con ácido sulfúrico al vicario de Catedral de Managua, Mario Guevara, no expuso si la mujer pasará por una evaluación psiquiátrica, a como debería de ser en estos casos, explicó el psiquiatra Nelson García.

La PO reveló que la mujer atacó al sacerdote porque “el diablo le ordenó matar a alguien, de lo contrario el diablo le quitaría la vida a ella”, pero no refirió qué otros procedimientos desarrollarían en su caso.

García explicó que se debe evaluar psiquiátricamente y descartar un trastorno delirante, que es un tipo de psicosis, en el que se desarrolla una idea exclusiva, de tipo patológica, paranoide, lo que significa que le van a hacer daño a la persona o hace daño; una vez descartado, podría referirse a una conducta disocial, agresiva, la cual no la exime de responsabilidad criminal, explicó.

Lea además: Rusa que atacó al padre Mario Guevara dijo que el “diablo le ordenó matar”

Sin embargo el especialista consideró que debido a sus antecedentes migratorios, saliendo desde Rusia, donde existe una cultura diferente, y luego estar en Europa, y posterior llegar al país, orienta que posiblemente la joven no ande bien.

No obstante, para la psicóloga clínica Ledia Gutiérrez, la situación es diferente. “Esta persona iba sabida, iba conocida de lo que iba a hacer”, expresó.

Para Gutiérrez, desde la perspectiva psicológica, era una persona que sabía perfectamente lo que iba a hacer, iba con una intención de hacer daño, dijo.

Puede leer: Daniel Ortega y Rosario Murillo le declaran la guerra a la Iglesia Católica nicaragüense

Explicó que las personas esquizofrénicas o psicóticas pueden actuar de una forma irrefrenable, pero no premeditada, como sucedió con este ataque.

La PO aseguró que la mujer fue trasladada a la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como el Chipote, y que su hija de 2 años de edad fue entregada al Ministerio de la Familia y está bajo custodia en el Centro Infantil Especializado Rolando Carazo, en Managua.

De forma extraña, la PO también expuso que Elis Gonn se alimentaba únicamente con caramelos; sin embargo, un comerciante del sector del Redentor aseguró que esta mujer compraba comida, lo cual contradice la versión.

Lea también: Orteguismo se ensaña contra la Iglesia Católica 

Tania Sánchez, comerciante de tortillas de ese sector, aseguró que un día antes del ataque, Elis Gonn portaba la misma vestimenta que el pasado miércoles.

Sánchez contó que la rusa también llevaba un bolso en el que la mayoría de veces andaba un gato. Ella se comunicaba en otro idioma con su hija, la cual dejaron de ver de un día para otro, relató.

Destacaron que era feminista

Otro de los elementos que fue incluido en la nota de prensa de la PO fue que la rusa les aseguró que pertenecía a un movimiento feminista, y además “dice ser enemiga de los hombres, a los que odia. Su hija fue concebida por inseminación artificial”, se lee en el documento.

No obstante, para la psicóloga Nora Habed Lobos, el hecho que la mujer sea feminista no tiene nada que ver con el ataque, ya que lo consideró como un acto premeditado y con alevosía, el cual fue condenado por diversos sectores del país que se pronunciaron en contra de la agresión al religioso.

Perdón para agresora

El sacerdote nicaragüense Mario Guevara, quien sufrió lesiones en el rostro al ser rociado con ácido sulfúrico por una mujer rusa, perdonó a su agresora y llamó a «tener misericordia con la muchacha», afirmó este viernes una fuente de la Iglesia católica de Nicaragua.

«El padre Mario Guevara, con mucha sencillez y humildad, ha perdonado y llamado a tener misericordia con la muchacha que lo atacó, esa es la actitud de un creyente. Nosotros perdonamos para poder tener alegría en el corazón», dijo el obispo de la Diócesis de Matagalpa, Rolando Álvarez.

Elis Gonn atacó al sacerdote mientras este se encontraba bendiciendo artículos religiosos a eso de las 3:00 p.m. del pasado miércoles en la Catedral de Managua. La PO también entrevistó a cinco personas, quienes afirmaron haber visto el ataque contra el vicario.

Campaña de odio

El ataque directo contra el sacerdote Mario Guevara se desarrolla en medio de una crisis sociopolítica, en la que la dictadura Ortega-Murillo ha sido frontal con la Iglesia católica. Gonzalo Carrión, defensor de derechos humanos, había expuesto a este medio de comunicación que los partidarios del régimen se sienten con más valor de amenazar, agredir y matar, porque tienen la protección de la Policía Orteguista (PO). La misma institución que se ha encargado de reprimir cualquier tipo de protesta contra el régimen.