La “única solución es la manera no violenta de resolver los conflictos”, dice el escritor nicaragüense Abelardo Baldizón .LA PRENSA/Uriel Molina

¿Cómo resolver los conflictos sin tener que matarnos? se pregunta Abelardo Baldizón ante el horror que vivieron los nicas entre 1821 y 1933

Hay que aceptar la existencia del adversario y darse cuenta que no puede ser eliminado, “porque hoy es perencejo pero mañana es sultanito”, dice Baldizón, autor del libro Conflicto político e ideología en Nicaragua (1821-1933)

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: