Entre abril y septiembre la crisis encareció la canasta básica en Nicaragua

En septiembre de 2017 estos 53 productos se adquirían en 12,781.5 córdobas. Lo que es igual a un 4.87 por ciento menos de lo que costó este año.

Canasta Básica

Con excepción del repollo, el plátano verde y la naranja, todos los productos perecederos han tenido alzas. Los granos básicos más estables. LAPRENSA/Archivo

Para poder adquirir la canasta básica de 53 productos, los nicaragüenses tuvieron que pagar 154 córdobas más de lo que pagaban en abril de este año, cuando inició la crisis política en el país, según el último reporte del Banco Central de Nicaragua (BCN) que ubica el costo de esta en 13,428 córdobas hasta septiembre de este año.

La canasta básica de Nicaragua está subdividida en tres grupos: alimentos y bebidas no alcohólicas, productos de uso del hogar y vestimenta. Hasta abril la cesta familiar, diseñada para cinco personas, se adquiriría con 13,274.5 córdobas.

Lea también:Crisis y alzas azotan el consumo del hogar en Nicaragua

El rubro que registró más incremento es de uso del hogar (2.1 por ciento), que incluye productos como jabones, detergentes, pasta para los dientes, papel higiénico, transporte, luz eléctrica, alquiler, entre otros.
No obstante, la cesta básica hasta septiembre de este año estuvo 647 córdobas más cara que la del mismo mes del año pasado.

En septiembre de 2017 estos 53 productos se adquirían en 12,781.5 córdobas. Lo que es igual a un 4.87 por ciento menos de lo que costó este año.

Lea: Cae el consumo como otra víctima de la crisis en Nicaragua

El producto que subió más de abril a septiembre fue la cebolla, cuya libra se ubicó en septiembre casi nueve córdobas más cara. Otros productos que tuvieron aumentos en este período son la tortilla (16 por ciento) y la chiltoma (15.48 por ciento).

Entre los productos que registraron bajas se encuentra el queso seco, cuya libra en septiembre se encontraba casi diez córdobas más barata (15.17 por ciento); huevo (14 por ciento), naranja (34.2 por ciento) con respecto a abril, es decir tras el estallido de la crisis.

Sin embargo, el plátano verde es el que se encuentra más barato, registrando una baja de 3.22 córdobas por libra (42 por ciento) en el periodo analizado.

Con excepción del repollo, el plátano verde y la naranja, todos los productos perecederos han tenido alzas: tomate para cocinar, cebolla blanca, papas, ayote y chiltoma.

Lea:Se consume menos gasolina súper y diesel en Nicaragua debido a la crisis

En tanto, el grupo de vestimenta tuvo alzas en todos sus productos, como pantalones, ropa interior, zapatos y ropa para niños.

Entre abril y septiembre, ha habido aumentos en el precio de la energía eléctrica (2.4 por ciento) y el agua (4.7 por ciento), según las estadísticas del BCN.

Los defensores de los derechos de los consumidores han indicado, después de analizar los precios de la canasta básica, que en ocasiones incluye costos que han variado de precios pero no lo registra.

Lea tambiénEn agosto el precio de la canasta básica fue 13,493.59 córdobas en Nicaragua

Por ejemplo, en el caso de alquiler de vivienda registra el precio de novecientos córdobas, cuando en realidad es difícil encontrar un alquiler de una casa o un cuarto en ese precio.

En declaraciones recientes, Alejandro Andino, presidente de la Asociación Nicaragüense de Abarroteros (ANA), explicó que de los 53 productos de la canasta básica solamente 23 alimenticios han tenido una reducción en la demanda del 20 por ciento a raíz de la crisis.

8,926.6

córdobas se requirió hasta septiembre de este año para adquirir los productos alimenticios que integran la canasta básica, mientras que 2,885.5 córdobas se necesitaron para la compra de productos de uso del hogar. En tanto, para vestimenta se requirieron 1,610.4 córdobas, según cifras del Banco Central.

Lea:Consumo de energía eléctrica en Nicaragua creció poco en abril

Incremento en gas para cocinar

Entre los productos del hogar, el que más aumento ha tenido es el gas butano de 25 libras, cuyo precio se incrementó casi 38 córdobas desde abril.

En septiembre el gas estuvo 11 por ciento más caro que en abril.

El aumento del precio del gas butano quizá está incidiendo en el consumo, pues un informe del Ministerio de Energía y Minas (MEM) indica que en junio se consumieron 109,900 barriles de gas butano, mientras que el año pasado se habían consumido 119,800 barriles de este producto.