Don dinero

El Estado es un captador impersonal del dinero. Se nutre de la prebenda. Una máquina que promueve la sumisión cuando se declara comunista.

Si un caballero siempre está de moda es aquel que lleva en el bolsillo la compañía del dinero. “Poderoso caballero es el dinero” es una expresión popular que garantiza la perdurabilidad. Es una prenda aparentemente prosaica, tufosa, pero que tiene una influencia indiscutible en el movimiento cotidiano, en el seno de la sociedad. Uno de los sectores que más lo apetecen es el de los políticos. Proclaman el idealismo en nombre “del bien común”. Pero llevan la meta de enriquecerse cuando han logrado el poder. Entonces cambian la imagen popular que consagraron en la llanura. El viraje tiene dimensión universal. Existe en la mayoría de los países. Salvo raras excepciones como la del Mujica uruguayo.

El Estado es un captador impersonal del dinero. Se nutre de la prebenda. Una máquina que promueve la sumisión cuando se declara comunista.

Me llamó la atención la forma en que el gobierno socialista explota a los médicos cubanos. Miles de galenos de esa nacionalidad con la reputación de ser excelentes profesionales han sido notificados por el nuevo régimen del Brasil de abandonar el país al descubrirse la forma en que salarialmente son tratados a través de un convenio contraído entre los respectivos gobiernos. El caso es que el setenta por ciento del ingreso de cada uno de sus médicos por los servicios prestados va a las arcas del Estado cubano, quedando solo el treinta por ciento en el bolsillo de los profesionales. Me costó creerlo hasta que no pocos de los explotados decidieron quedarse en el Brasil y no volver a Cuba en lo que tiene el significado de un exilio voluntario públicamente revelado a los medios de comunicación. El Estado convertido en un monstruo aglutinador del metal. Siendo impersonal también padece la sed del dinero, luciendo la estampa de ser “un poderoso caballero”, un dinosaurio en la era contemporánea.

Una revista especializada conocida con el mote de “Forbes” acostumbrada a revelar la fortuna de los más ricos hizo énfasis acaso con estupefacción en las riquezas privilegiadas de los líderes de izquierda. Sobresalieron Fidel Castro y Hugo Chávez.

Aquí en Nicaragua ha trascendido la información de que los “zancudos” han confirmado participar en las elecciones regionales del Caribe: no pueden perder la personería jurídica y con la salida también endeble de que los costeños están ansiosos de estar incluidos. ¿Qué significa la personería jurídica?: una fuente de la prebenda traducida en dinero.

En términos comparativos —en el dilema— hay eufonía en la declaración del capitalista consciente y disfonía en la proclamación del político vestido con los harapos de la hipocresía. Los dos estilos son amantes del dinero. La diferencia está en la forma y no en el fondo.

El autor es periodista.