Organizaciones civiles y mujeres afrocaribeñas denuncian que persisten violaciones a derechos humanos en Nicaragua

El pronunciamiento fue emitido en el marco de la conmemoración del 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y expresaron que en Nicaragua aún persiste la violación de los derechos humanos.

Organismos de derechos humanos durante una sesión de trabajo. LA PRENSA/Cortesía

El Centro por la Justicia y los Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (Cejudhcan) y las mujeres afrocaribeñas denunciaron la mañana de este lunes la creciente presión política y las estrategias de manipulación en las comunidades de los pueblos indígenas y afrodescendientes con el fin de imponer decisiones que favorecen los intereses de terceros sobre sus territorios y recursos naturales.

El pronunciamiento fue emitido en el marco de la conmemoración del 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y expresaron que en Nicaragua aún persiste la violación de los derechos humanos. «Actualmente el contexto de Nicaragua es sumamente grave por la falta de institucionalidad, impunidad ante los crímenes cierre de espacios a los organismos de derechos humanos y falta de acceso de la justicia para garantizar la seguridad jurídica de la Propiedad Comunal», se lee en documento.

El Cejudhcan expresó que la grave situación que enfrentan los pueblos indígenas y afrodescendientes en relación a sus tierras y recursos naturales es consecuencia de la ausencia de medidas efectivas de protección para frenar la invasión de terceros o colonos, por parte del Estado de Nicaragua y el establecimiento de megaproyectos especialmente por actividades de la industria extractivas (minería, construcción de represas hidroeléctricas la construcción del canal interoceánico).

Le puede interesar: Los DD.HH. en su peor momento

“Se observa una masiva deforestación del bosque y destrucción de los recursos hídricos (ríos, riachuelos) más importantes de las comunidades indígenas, provocando así la contaminación de fuentes de agua donde consumen las poblaciones indígenas, esta situación compromete la integridad de los territorios los recursos naturales, y la supervivencia cultural de las comunidades indígenas” dice el pronunciamiento.