Nicaragua conmemora Día de los Derechos Humanos en medio de la cruda represión de la dictadura

“Si uno atiende la cantidad de víctimas fatales-de la crisis sociopolítica-, uno puede sostener que esta es una de las peores crisis de derechos humanos en el continente en los últimos 30 años, de eso no hay ninguna duda”, expresó el experto en derechos humanos, Alexandro Álvarez

El centro Nicaraguense de Derechos Humanos (Cenidh) durante la celebración del Día de los Derechos Humanos. LA PRENSA/Jader Flores

Nicaragua vive una de las peores crisis de derechos humanos de los últimos treinta años en el continente, según Alexandro Álvarez, uno de los integrantes del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a propósito de este 10 de diciembre, que se conmemora el Día de los Derechos Humanos.

“Si uno atiende la cantidad de víctimas fatales-de la crisis sociopolítica-, uno puede sostener que esta es una de las peores crisis de derechos humanos en el continente en los últimos 30 años, de eso no hay ninguna duda”, expresó el experto en derechos humanos.

Álvarez enfatizó que si se considera solo la cantidad de personas fallecidas que ha reconocido oficialmente el “gobierno”-198- implica no una grave, sino una “gravísima crisis”. Hace falta justicia, reparación y garantías de no repetición, pero eso es algo que sigue pendiente, indicó el experto.

Lea además: Audiencias deberían de ser públicas dicen defensores 

Esta mañana, tanto la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) como el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) estuvieron asediadas por la presencia de agentes de la Policía Orteguista (PO), esto después que dicha institución no emitiera permiso para que el Cenidh realizara una marcha.

Denis Darce de CPDH, expuso que el dato actualizado que ellos han corroborado sobre las víctimas mortales que ha dejado la represión a manos de agentes de la PO y de grupos paramilitares es de 327. Desde enero de este año han recibido 3, 015 denuncias, de estas, el cochenta por ciento, corresponden al periodo de abril, precisamente, cuando inició el estallido social por parte del pueblo autoconvocado en contra de la fallida reforma a la seguridad social.

El defensor de derechos humanos expresó que en la última década han denunciado de forma sistemática las violaciones de derechos humanos, entre estos, tortura, represión policial contra los que protestaban, algunos asesinatos bajo responsabilidad de la PO y del Estado; sin embargo, este año “ha sido el año fatal en términos de derechos humanos para Nicaragua”.

Recordó a los familiares de los asesinados, como parte del contexto de la crisis, las personas que enfrentan procesos penales por el simple hecho de protestar, las lesionados y torturados, y los ciudadanos que se vieron obligados a migrar por la persecución.

“Como sociedad tenemos un retroceso en términos de las garantías y las responsabilidades que tiene el Estado para los derechos humanos (…)”, expresó Darce.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: