Tottenham empata con Barcelona y avanza a octavos de la Champions

El Tottenham empató con el Barcelon en la última jornada de la fase de grupos de la Champions League, para así avanzar a los octavos de final

Lucas Moura marcó el gol que le dio el empate al Tottenham ante el Barcelona y la clasificación a octavos. LA PRENSA/EFE

Lucas Moura marcó el gol que le dio el empate al Tottenham ante el Barcelona y la clasificación a octavos. LA PRENSA/EFE

El Tottenham sobrevivió en la Liga de Campeones gracias a la aparición del brasileño Lucas Moura, que marcó un tanto decisivo para sumar un punto ante el Barcelona (1-1) que hundió al Inter en una jornada en la que el París-Saint Germain impuso la lógica y el Liverpool, con un tanto de Mohamed Salah, clasificó al cuadro inglés y eliminó al Nápoles.

El principal foco de la noche apuntó al grupo de la muerte, el C, donde tres equipos se disputaban las dos posiciones. Entre ellos, el todopoderoso y multimillonario París Saint-Germain y el subcampeón, el Liverpool, que corrían peligro de ser eliminados.

Nota relacionada: Atlético de Madrid y otros tres clasificados a octavos de la Champions

El conjunto inglés tenía que ganar al Nápoles y lo consiguió con incertidumbre. Una aparición del egipcio Mohamed Salah en la primera parte dio el triunfo a los hombres del alemán Jürgen Klopp, que chocaron con el portero colombiano David Ospina y que sufrieron con una ocasión al final del español José Callejón que pudo cambiar el destino del subcampeón.

Sin embargo, el Liverpool se mantuvo en pie para acabar en la segunda plaza por detrás del París Saint-Germaín, que jugó con fuego durante un tramo del partido ante el Estrella Roja.

Aunque se adelantó en el marcador gracias al uruguayo Edinson Cavani y a un golazo de Neymar, en el inicio del segundo acto el gol de Marko Gobeljic creó inquietud en las filas francesas. Pero el tanto del también brasileño Marquinhos tranquilizó la situación y el 1-4, también obra de Kylian Mbappé, impulsó a un equipo que vivió en el alambre.

Con el Barcelona en la primera posición y con Lionel Messi en el banquillo desde el inicio del choque, el Tottenham tenía la difícil misión de obtener un buen resultado que le diera el billete a los octavos de final. Lo consiguió (1-1) de milagro y eliminó al Inter, que acabó en la tercera posición del grupo B después de pinchar por sorpresa ante el PSV Eindhoven (1-1).

Lea también: Más clasificados a octavos de final de la Champions League

El equipo de Pochettino sobrevivió al gol de Ousmane Dembélé, que sobre el césped muestra una cara diferente a las polémicas que protagoniza fuera. El Tottenham se repuso al gran tanto del francés y, después de chocar contra un muro llamado Jasper Cillesen, alcanzó gracias a la determinante aparición de Lucas Moura al final. Su gol dio un punto de oro que valió una clasificación.

Y es que el Inter, por momentos, cantó victoria después de que el argentino Mauro Icardi empatara la diana del mexicano Hirving Lozano en la primera parte. Con un gran cabezazo, dio una alegría momentánea al público del estadio Giuseppe Meazza, cuya euforia se apagó con el tanto de Lucas en el Camp Nou. El Inter, jugará la Liga Europa.

Atlético segundo

En el grupo A, el Atlético de Madrid no consiguió la ansiada primera plaza. No lo consiguió. Los hombres del argentino Diego Simeone firmaron un 0-0 en el estadio del Brujas con pocas ocasiones y con una intervención espectacular de Jan Oblak que salvó al conjunto rojiblanco de la derrota.

Podría interesarle: Manchester United arrebata juego a Juventus y Real Madrid golea

Y en el grupo D sólo había en juego conocer el nombre del equipo que continuaría su participación por el continente en la Liga Europa. Galatasaray y Lokomotiv Moscú se jugaban su existencia ante el Oporto y el Schalke 04, respectivamente, que ya estaban clasificados para octavos en la primera y en la segunda posición.

Al final se llevó el premio el Galatasaray, que, pese a perder 2-3, sobrevivió gracias a un gol en el minuto 91 del austríaco Alessandro Schopf, que dio la victoria al Schalke después de un choque en el que dominó por completo al cuadro ruso hasta hacerle hincar la rodilla en el último instante.