Preparan desarrollo del café en el istmo

Teniendo en cuenta que la producción de café se puede transformar en un instrumento para mejorar la calidad de vida de miles de centroamericanos, representantes de organizaciones del sector construyen un plan que a partir del 2019 empujará el desarrollo regional de la actividad

Según el IV Censo Nacional Agropecuario 2011, en Nicaragua existen 180,219 manzanas de cafetales y 44,519 productores de café. LA PRENSA / ARCHIVO

Teniendo en cuenta que la producción de café se puede transformar en un instrumento para mejorar la calidad de vida de miles de centroamericanos, representantes de organizaciones del sector construyen un plan que a partir del 2019 empujará el desarrollo regional de la actividad.

Alrededor de cuarenta entes rectores del café, organismos aliados de desarrollo agropecuario y representantes de la institucionalidad del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) avanzaron en la construcción del Plan Regional Interinstitucional en apoyo al sector cafetalero de la Región SICA (Sistema de la Integración Centroamericana), informó a través de un comunicado el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

Lea: En Nicaragua la producción de café sale a través de trochas

El plan, según el secretario general del SICA, Vinicio Cerezo, permitirá que los países dejen de luchar en soledad y comiencen a pensar y actuar como región.

“El café puede ser el instrumento para mejorar las condiciones de vida de miles de centroamericanos; es una gran tarea, pero la unión es el camino”, aseguró Cerezo.

El proyecto se ha venido construyendo de forma colaborativa entre las organizaciones de todos los subsistemas del SICA y los organismos aliados en el marco del Programa Centroamericano de Gestión Integral de la Roya del Café (Procagica), implementado por el IICA, con apoyo de la Unión Europea y en asocio con otras instituciones claves del sector cafetalero en la región. Pero los avances sucedieron recientemente durante un taller desarrollado en Panamá.

Lea:Producción de café en difícil situación tras la escasez de financiamiento

Según el comunicado divulgado por el IICA, durante dicho taller, los grupos de trabajo se dedicaron a priorizar y validar las acciones del plan, tomando en cuenta los criterios de los entes rectores del café presentes y trabajaron en la creación de un mecanismo para su seguimiento. Al concluir la actividad, estos aportes fueron consolidados en una versión definitiva del plan, que pasará por los mecanismos de formalización de cada institución, para dar inicio en 2019.

Los representantes de las organizaciones que preparan el proyecto, advirtieron que “es necesario que las agendas de fortalecimiento del sector cafetalero dejen de pensar en el café como una bolsa, un saco o una taza solamente, y empiecen a vincular el producto con un productor o una productora que trabaja el campo todos los días de su vida”.

La elaboración de este programa ha incluido tres fases principales: la conformación de un grupo de trabajo regional y sensibilización sobre la importancia del sector cafetalero; la realización de visitas bilaterales a las instituciones del SICA para explorar acciones concretas; y la validación del plan que se llevó a cabo durante el taller realizado en Panamá.

Lea: Sin cortadores el futuro del café está en riesgo

Además del IICA en la elaboración del plan participan, entre otros, el Programa Cooperativo Regional para el Desarrollo Tecnológico y Modernización de la Caficultura (Promecafe), el Instituto del Café de Costa Rica (Icafe ), el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (Catie), el Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo (Cirad, por sus siglas en francés) y el Instituto Centroamericano de Administración Pública (ICAP), entre otros.

La mayoría son pobres

El diagnóstico productivo del sector café en Nicaragua, presentado recientemente por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), a partir de una encuesta determinó que el 28 por ciento de las familias productoras de café tiene probabilidad de estar bajo la línea de pobreza general y 4.9 por ciento bajo la línea de pobreza extrema. Esta información servirá de insumo para la creación de una estrategia que contribuya al desarrollo sostenible del sector que impulsará la Plataforma Nicaragüense de Café Sostenible (Nicafes).