Por fin será presentado el libro ilustrado La gallina Revolución y el árbol de nacatamales

Después de ocho meses de crisis, la escritora Gabriela Selser da a conocer su primer libro de cuento infantil en homenaje a los que fueron sus “papas” campesinos, en días de la Alfabetización

La ilustradora Candelaria Rivera y la escritora Gabriela Selser. LA PRENSA/Cortesía

“Tres veces programamos el lanzamiento y lo suspendimos debido a la crisis”, dice la periodista y escritora Gabriela Selser, autora del libro relato infantil La gallina Revolución y el árbol de nacatamales.

Al respecto recuerda que este texto ilustrado por Candelaria Rivera y al cuido de su hermana Irene Selser, “salió de imprenta el 14 de abril, apenas cuatro días antes del inicio de las protestas”.

Y es hasta este próximo lunes 17 de septiembre, a las 3:00 p.m., que será presentado en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra. Le acompañarán la ilustradora, su hermana y la periodista Martha Cecilia Ruiz.

La escritora compartirá con los niños, padres de familia y amigos que asistan su alegría y un ratito de “normalidad” en medio de tanto dolor vivido en estos ocho meses, previos a la Navidad.

Selser resaltó que Ruiz fue una de las personas que más le motivó para que convirtiera en un cuento para niños la historia de mi gallinita Revolución y del árbol de nacatamales, que por primera vez apareció en su libro de memorias Banderas y harapos, publicado hace dos años, el cual lleva varias ediciones.

Lea: Gioconda Belli presentará libro Banderas y harapos, escrito por la periodista Gabriela Selser

Homenaje, lecturas y rifas

Explicó que durante evento habrá lecturas y espacio para preguntas y respuestas; asimismo rifas y regalos para los que adquieran el libro el día del lanzamiento.

Puede leer: Rubén Darío: un genio que supo apropiarse de la cultura universal

Asimismo destacó que su libro de relato infantil está dedicado a Francisca Aráuz —quien falleció el pasado 27 de septiembre de este año— y a Juan Ramón González, dos personajes a los que ve como sus “papas” campesinos que la cuidaron y amaron tanto en San José de Las Casquitas y Waslala, sitios a los que llegó en 1980 como parte de las brigadas de la Cruzada Nacional de Alfabetización.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: