Cristofer González en la recta final: ya tiene fecha de partida y ronda la categoría

El Látigo no se reconcentró antes de esta pelea, como lo hizo ante Daigo Higa y Paddy Barnes, un asunto raro cuando es la joya de la empresa promotora Wram Boxing y Nicaboxing

Cristofer González hará su tercera pelea del año el 22 de diciembre. LAPRENSA/ARCHIVO

En cada combate Cristofer “el Látigo” González debe pensar como si estuviera al principio de todo, luchando otra vez contra el síndrome de la desconfianza del público y de las pocas expectativas hacia él, despertando en sí el instinto de callar bocas y encumbrarse en las nubes. Sin embargo, muchas veces eso se disipa cuando de presa se pasa a cazador y de retador a campeón. González tendrá que sacar a relucir su talento y pegada para evitar un alargue en el combate del próximo 22 de diciembre en su segunda defensa contra Charlie Edwards, peleador rápido y evasivo.

El Látigo no se reconcentró antes de esta pelea, como lo hizo ante Daigo Higa y Paddy Barnes, un asunto raro cuando es la joya de la empresa promotora Wram Boxing y Nicaboxing. “Yo le digo a Cristofer que el rival llevará la misma hambre que él tenía cuando chocó ante Higa”, dice su entrenador Róger González. “Se ha realizado un trabajo aceptable y casualmente hablé ayer (lunes) a fondo con Cristofer y me decía que confiara en él que todo saldrá bien. Siente que su cuerpo responderá y regresaremos al país con la corona”, agregó.

El Látigo no tendrá inconvenientes con la categoría. “Eso no me preocupa. Salió en 118 libras en su última sesión. Yo siempre le muestro videos y fotos de que sube Edwards en las redes sociales para que Cristofer no se duerma. Mirá como entrena, mirá su físico. Yo nunca me canso de repetirle las cosas porque siento que es mi trabajo. Si bien es cierto que no nos reconcentramos, hemos salido todas las mañanas a correr y junto con Gustavo Herrera estuvimos encima de él para que no se nos desviara del gimnasio”, explicó uno de sus dos adiestradores, aunque señaló que lo mejor hubiese sido un campamento en el exterior.

La preparación prácticamente ya culminó. A 10 días del combate solo resta bajar de peso y mantener el ritmo del campeón. Si se puede hacer una valoración de la preparación, “yo diría que estamos en un 70 por ciento”, señala Róger, quien ha demostrado ser, más allá de un entrenador, también un familiar sincero.

Todo indica que Edwards saldrá a huir del bombardeo de González y pasará por su físico la clave para seguirlo, tirando golpeo constantemente. “Por eso ha sido mi insistencia en la exigencia del entrenamiento. Buscaremos como cerrar los espacios desde el comienzo para descargar nuestras combinaciones y tratar de noquear temprano”, concluyó González.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: