Renuncia Epsy Campbell como canciller de Costa Rica

Epsy Campbell había sido cuestionada por supuestas irregularidades en nombramientos, que ella había justificado como cargos de "de confianza". Campbell se mantiene en su cargo como vicepresidenta del país

Costa Rica, Nicaragua, Daniel Ortega, protestas

La vicepresidenta de Costa Rica y canciller, Epsy Campbell. LA PRENSA/ARCHIVO

La canciller de Costa Rica, Epsy Campbell, renunció este martes al cargo tras una polémica de varios meses por los nombramientos aparentemente irregulares que hizo en ese despacho.

Campbell, quien también es la vicepresidenta del país, se presentó ante los diputados de la Asamblea Legislativa y anunció que renuncia al puesto de canciller, y que continuará trabajando desde la Vicepresidencia en áreas para impulsar el desarrollo del país.

«Esta mañana comuniqué al Presidente de la República mi decisión de renunciar a mi cargo de ministra de Relaciones Exteriores y Culto, he entendido que mi responsabilidad con este país trasciende estar al frente de una cartera», expresó Campbell.

Lea además: Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica: “Seguiremos solidarizándonos con el dolor del pueblo nicaragüense y venezolano”

Añadió que continuará «trabajando para lograr los niveles de desarrollo que este país se merece desde mi despacho de la primer vicepresidencia».

Campbell había sido cuestionada en los últimos meses por supuestas irregularidades en nombramientos dentro de la Cancillería, que ella había justificado como cargos de «de confianza».

En noviembre pasado Campbell acudió a una audiencia en una comisión legislativa donde fue cuestionada sobre el asunto y en la cual reconoció haber nombrado a una ahijada suya en un puesto de confianza, y defendió ese y otros nombramientos dentro del ministerio, pues asegura que las personas cumplen con la idoneidad para los puestos y no existen vínculos de consanguineidad.

Puede leer: Costa Rica no nombra embajador para Nicaragua y designa a un encargado de negocios

Sin embargo, la Procuraduría General de la República de Costa Rica emitió el pasado viernes un criterio vinculante en el cual asegura que los puestos de dirección en Cancillería no son «de confianza», y que deben ser desempeñados por personas sujetas a requisitos del Estatuto de Servicio Exterior.

Campbell aseguró que acataba «el informe en todos sus extremos», por lo cual iniciaría un concurso interno para la designación de todos los directores para «corregir una costumbre histórica» de la Cancillería, que nunca se consideró «ni ilegal ni incorrecta, de nombrar a los directores como funcionarios de confianza».

«He decidido comunicar que renuncio al puesto de Ministra de Relaciones Exteriores y Culto, hay demasiados temas de la realidad nacional y no podemos estar dando vueltas y vueltas de un tema que ya ha sido resuelto», expresó este martes Campbell en una conferencia de prensa.

También: Vicepresidenta de Costa Rica aborda crisis migratoria de nicaragüenses con el papa Francisco

«He tomado las decisiones correspondientes y quería esperar para garantizar que ayer (lunes) la comisión de nombramiento iniciara el proceso para nombrar a los nuevos directores de la Cancillería», agregó.

Los diputados de oposición habían exigido la renuncia o destitución de Campbell debido a estos y otros nombramientos cuestionados. La Fiscalía General investiga de oficio desde julio pasado los nombramientos realizados en la Cancillería para determinar si existe algún delito o irregularidad.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: