Régimen de Daniel Ortega obstaculiza la salida a la crisis, dice informe del Grupo de Trabajo para Nicaragua a la OEA

El Grupo de Trabajo para Nicaragua aseguró en su tercer informe que la crisis sociopolítica continúa siendo motivo de gran preocupación ante la intensificación de la represión y la retórica del régimen

régimen, Daniel Ortega, Estados Unidos, sanciones, Nicaragua

LA PRENSA/ ARCHIVO/ EFE

El Grupo de Trabajo para Nicaragua de la Organización de Estados Americanos (OEA), concluye en su tercer informe presentado este miércoles ante el Consejo Permanente que la crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua continúa siendo motivo de gran preocupación para ese organismo ante la intensificación de la represión y la retórica del gobierno de Nicaragua, la que define como “cada vez más perturbadora y hostil del gobierno hacia el público nicaragüense y la comunidad internacional”.

Lea además: Daniel Ortega evade el tema de la aprobación de la Nica Act por el Congreso de EE.UU

El informe, que fue rechazado desde el inicio de la sesión por los representantes de los regímenes de Nicaragua y Venezuela, señala los obstáculos que continúa imponiendo el régimen de Daniel Ortega que se opone a la labor del Grupo de Trabajo para encontrar una solución a la crisis que se vive en el país desde abril pasado, pese a los constantes llamados que ha realizado el Grupo de Trabajo. La dictadura impide el acceso al país a ese organismo.

El documento refleja que, pese a los constantes esfuerzos para propiciar el acceso de mecanismos internacionales autorizados de derechos humanos, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el régimen sigue bloqueando el acceso del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), pese a que anteriormente había decidido permitir la labor de ambos organismos.

Puede leer: ¿Qué busca Daniel Ortega con los enemigos diplomáticos de EE.UU.?

“La falta de acceso obstaculiza la capacidad de estos órganos para informar debidamente sobre la situación de los derechos humanos en el país. El Grupo de Trabajo desea reiterar su expectativa de que, en calidad de miembro de la OEA obligado a cumplir las disposiciones de la Carta y de conformidad con las obligaciones contenidas en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, el Gobierno de Nicaragua colabore con la CIDH en el cumplimiento de su mandato y facilite la acción de los mecanismos de derechos humanos establecidos para propiciar la transparencia, el acceso a los derechos y la impartición de justicia”.

Crisis económica y refugiados

El tercer informe del Grupo de Trabajo refleja que informes e indicadores de organizaciones respetadas siguen presentando un panorama preocupante de la grave situación económica de Nicaragua como consecuencia de la crisis, así como el impacto que ocasiona el éxodo de nicaragüenses en los países de la región y de la necesidad de proporcionarles asistencia.

También: En Nicaragua, Daniel Ortega acumula más resentimiento hoy que en abril, dice Edmundo Jarquín

“En reuniones con interlocutores, el Grupo de Trabajo ha observado que la realidad en el terreno es incluso más compleja que la situación que las redes sociales y los medios de comunicación pueden mostrarnos”, señala el informe.

Régimen intensifica represión

Igualmente indica que el Gobierno de Nicaragua no muestra disposición a establecer condiciones dirigidas a adoptar medidas concretas para poner fin a la violencia y la represión contra las personas que participan en protestas o que tratan públicamente de ejercer sus derechos humanos básicos.

“Se arresta, amenaza e intimida sistemáticamente a clérigos y estudiantes y persisten las denuncias de desapariciones forzadas y secuestros”, expresa el documento.

A esa crisis se suma la incertidumbre e inseguridad de muchas empresas que se han visto obligadas a cerrar, aumentando los índices de desempleo en el país. “Se prevé que, este año, la economía nicaragüense presentará una contracción de 4% como consecuencia de estas condiciones”.

Además: Peligroso aumento del fanatismo político por discurso del régimen de Daniel Ortega

El Grupo de Trabajo, integrado por representantes permanentes de doce países, reitera su apoyo a los esfuerzos para promover el diálogo fructífero, que incluya al gobierno de Nicaragua, y su interés de seguir la coordinación con instituciones y organismos interamericanos pertinentes y otros actores para buscar una solución negociada en Nicaragua.

El Grupo de Trabajo instó nuevamente al Gobierno de Nicaragua, a que participe en un proceso integral de reconciliación que incluya el fin de la violencia y de la represión, así como la plena reparación de las víctimas, pero hasta ahora el régimen sigue poniendo oídos sordos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: