Nicaragua está al borde de una catástrofe económica, advierten empresarios

Previo al encuentro el sector privado entregó una carta pública al dictador Daniel Ortega, en la que le piden que se retome el diálogo para encontrar una solución negociada a la crisis

José Adán Aguerri

José Adán Aguerri, presidente del Cosep, rechazó la disposición del Mitrab. LA PRENSA/ JADER FLORES

Representantes del sector privado a una sola voz advirtieron el miércoles al régimen Ortega-Murillo que de no responder al llamado para encontrar una “solución negociada” a la crisis sociopolítica que afecta al país desde el pasado 18 de abril, Nicaragua se encaminará hacia una catástrofe económica.

“Si no hay esa respuesta en los próximos días o las próximas semanas alrededor de que cambie lo que nosotros estamos pidiendo, nos vamos a enfrentar a una situación muy complicada en el futuro inmediato del país”, advirtió el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, al concluir la asamblea que reunió ayer a más de cuatrocientos representantes de todos los sectores económicos del país.

Lea además: Empresarios nicaragüenses solicitarán permiso para realizar una marcha nacional

Previo al encuentro el sector privado entregó una carta pública al dictador Daniel Ortega, en la que le piden que se retome el diálogo para encontrar una solución negociada a la crisis; solución que incluye adelantar las elecciones, poner fin a la represión y liberar a los presos políticos.

Dicho acuerdo pondría fin a la crisis que lleva 240 días y propiciaría las condiciones para el retorno de la confianza y la certidumbre, que son condiciones indispensables para que el sector privado pueda comenzar a trabajar en la recuperación socioeconómica del país.

Lea también. Empresarios exigen a Daniel Ortega libertad para los presos políticos y elecciones anticipadas

“Ojalá que las diferentes acciones, tanto lo que se está dando en el tema internacional como lo que estamos viviendo en lo nacional, permitan que las autoridades se den cuenta de que si no hay una respuesta vamos todos, definitivamente, a una situación que no queremos”, sentenció Aguerri.

También a sandinistas

Añadió que “si la decisión es ir en un escenario sin salida, vamos a ver una serie de diferentes situaciones que al final de los próximos meses van a tener una repercusión en todos los nicaragüenses, incluidos los sandinistas”.

Representantes de sectores empresariales en conferencia de prensa. LA PRENSA/ Jader Flores
Representantes de sectores empresariales en conferencia de prensa. LA PRENSA/ Jader Flores

Teniendo en cuenta que antes del inicio de la crisis se proyectaba que en 2018 el Producto Interno Bruto (PIB) crecería 5 por ciento y que ahora se proyecta que caerá 4 por ciento, según Aguerri eso representa que la economía tendrá un retroceso de nueve puntos porcentuales, los cuales representan más de 1,300 millones de dólares.

Lea más en: Human Right Watch: “La impune represión del gobierno nicaragüense no será tolerada”

“Y se está estimando que para el año que viene, en relación con esta caída de nueve puntos, vamos a estar probablemente viendo escenarios de caída nuevamente de entre -8 y -11 puntos adicionales. Eso nos coloca prácticamente en menos de dos años con unos veinte puntos de caída y esto tiene una repercusión para todos los nicaragüenses, sin distingo, y desde ese punto de vista estamos urgiendo una solución negociada a esta crisis sociopolítica, para que no se siga profundizando (el deterioro) de la situación de los más necesitados y por supuesto de los que hoy tienen una situación más crítica de la que tenían antes del 18 de abril”, sostuvo Aguerri.

(VIDEO) Esta fue la conferencia de prensa que brindaron los empresarios

Esto se sumaría a las afectaciones que ya sufren los sectores económicos. “Nicaragua no se merece volver a caer a los niveles que caímos en los años ochenta… lo que tomó siete años construir se perdió en siete meses y en otros sectores la pérdida los ha retrocedido entre tres y cuatro años. Eso significa que cada mes de crisis significa un año perdido, o en otros casos, medio año perdido”, detalló Aguerri.

Puede leer más en: Organismos internacionales condenan persecución orteguista a las ONG en Nicaragua

Según el sector privado, pese a que se han hecho esfuerzos para que muchas empresas no pierdan colaboradores y se han tomado la menor cantidad de medidas de ajustes la afectación, principalmente en lo referido al empleo, a la economía es grave.

El turismo ha caído fuertemente en Granada por la crisis. Más de 100 negocios han cerrado. LA PRENSA/ LUCÍA VARGAS
El turismo cayó fuertemente en Granada por la crisis. Más de 100 negocios cerraron. LA PRENSA/ LUCÍA VARGAS

“Un componente que tiene una repercusión muy grande hacia el futuro inmediato es la pérdida para tantas personas de su empleo, tantas familias nicaragüenses que se están quedando sin empleo o que están pasando a empleos con menos ingresos o inclusive a subempleos, lo cual obviamente está deteriorando la calidad de vida no solo de las familias que se han visto forzadas a exiliarse, sino también de las familias que siguen en el país y se están quedando sin oportunidades”, explicó Aguerri.

Más empleo perdidos

Y a la pérdida de empleos provocada por el cierre de miles de pequeñas, medianas y grandes empresas, se sumarían los efectos de las sanciones económicas que impondrá Estados Unidos a partir de la entrada en vigencia en los próximos días de la Nicaraguan Investment Conditionality Act, conocida como Ley Nica.

Le puede interesar: Estados Unidos extiende las sanciones de Roberto Rivas a su esposa y les prohíbe la entrada a ese país

“Tener ahora las sanciones internacionales en los niveles que se están dando, obviamente va a tener repercusión en toda la población nicaragüense”, afirmó Aguerri.

Según el sector privado, no solo el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y República Dominicana con Estados Unidos (DR-Cafta, por sus siglas en inglés) está en riesgo, sino también el Acuerdo de Asociación (AdA) con la Unión Europea.

José Adán Aguerri y Michael healy, directivos del Cosep presidieron la conferencia de prensa tras finalizar el cónclave del sector privado. LA PRENSA/ JADER FLORES
José Adán Aguerri y Michael Healy, directivos del Cosep presidieron la conferencia de prensa tras finalizar el cónclave del sector privado. LA PRENSA/ JADER FLORES

Lea más en: Régimen de Daniel Ortega obstaculiza la salida a la crisis, dice informe del Grupo de Trabajo para Nicaragua a la OEA

“No descartamos que los dos acuerdos puedan ser afectados y eso al final lo único que va a significar es que perdamos lo que se construyó y que miles de familias adicionales a las que están siendo afectadas hoy se sumen a la afectación”, sostuvo Aguerri.

Además, la aprobación de nuevos proyectos quedaría paralizada mientras sigan vigentes las sanciones. “Lo que quedan son los proyectos aprobados en el pasado y que están en ejecución. Una vez que se terminen no habrá proyectos hacia el futuro, eso significa que mientras no haya salida política estaremos sin aprobación de proyectos hacia el futuro… esta es una repercusión que ya está sucediendo porque no se están aprobando nuevos proyectos y esto es efecto directo e inmediato sobre el país”, dijo Aguerri.

También le puede interesar: Fiscalía solicita 39 y 30 años de cárcel para las hermanas Olesia y Tania Muñoz Pavón

Adicionalmente, según Aguerri, ya se está manifestando la posibilidad de aplicar otro tipo de sanciones y, dependiendo de cuáles sean, podrían afectar incluso la colocación de productos locales en el mercado internacional.

No descartan más paros

Tras el encuentro del sector empresarial, el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, explicó que la opción de un nuevo paro nacional nunca ha sido descartada. Pese a que en septiembre, tras la realización del tercer paro el dictador Ortega amenazó con usar a la Policía Orteguista para abrir los negocios si los empresarios se atrevían a convocar un nuevo paro.

Lea además: Asamblea Nacional cancela personerías jurídicas de Hagamos Democracia y del Cenidh

“Nunca hemos dicho que se descarta ningún tipo de acción, lo que estamos es insistiendo primero en acciones que traten de llevar el menor daño posible hacia nosotros mismos y cuando digo nosotros mismos no estoy hablando a título personal o empresarial, sino hacia lo vital que es que sobreviva la mayor cantidad de empresas por el bienestar de las familias nicaragüenses… no podemos perder más empleos”, explicó Aguerri y añadió que dependiendo de la actitud que tomen las autoridades en los próximos días tomará una decisión.

También hay otros riesgos

Según el presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, Guillermo Jacoby, a las afectaciones que ya enfrenta el país producto de la crisis sociopolítica se suman amenazas externas como la caída de los precios de los principales productos de exportación. Además, la falta de financiamiento que ha provocado la crisis pondría en riesgo la producción de las materias primas que se exportan y adicionalmente se suma la posibilidad de la instalación en los próximos meses del fenómeno El Niño, el cual provoca sequías que arriesgan la producción agropecuaria.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: