Acusan de lesiones graves y exposición a personas al peligro a la mujer que roció con ácido a un sacerdote

Elis Leonidovna Gonn atacó al sacerdote Mario Guevara el 5 de diciembre, durante una sesión de confesiones en la catedral metropolitana de Managua

La rusa Elis Leonidovna Gonn. LAPRENSA/R. FONSECA

El Ministerio Público de Nicaragua acusó por los delitos de lesiones graves y exposición a personas al peligro a la ciudadana rusa Elis Leonidovna Gonn, quien roció con ácido sulfúrico el rostro de un sacerdote el pasado 5 de diciembre en la Catedral de Managua.

La Fiscalía debió poner a la orden del juez a Elis Gonn desde el pasado 7 de diciembre, sin embargo el orteguismo se ha mostrado benevolente con la extranjera.

«Se cuentan con suficientes elementos de prueba, tales como testificales, periciales y elementos de convicción, para demostrar la responsabilidad de la acusada», indicó el Ministerio Público, en un informe divulgado a través de medios orteguistas.

Gonn, de 24 años, atacó al sacerdote Mario Guevara el 5 de diciembre, durante una sesión de confesiones en la catedral metropolitana de Managua.

Guevara, de 59 años, sufrió quemaduras «graves» en el rostro, y el creyente Roberto Pineda quedó con lesiones al ser salpicado por el ácido, según la información oficial.

Lea además: Rusa que atacó al padre Mario Guevara dijo que el “diablo le ordenó matar”

El ataque ocurrió dos días después de que un hombre, identificado como Ramón Mercedes Cabrera, colgara en redes sociales un vídeo con fuertes amenazas contra el cardenal Leopoldo Brenes «y todo aquel que sea católico», en el que también afirma que cuenta con el «respaldo del Frente (Sandinista de Liberación Nacional, FSLN), partido de Gobierno.

El clero descartó que el ataque haya sido provocado exclusivamente por razones políticas.

También: “Justicia” Orteguista no muestra la misma diligencia con rusa que atacó a sacerdote que con los autoconvocados

La agresora, nacida en Rusia y refugiada en Italia, recibió el perdón del padre Guevara, quien necesitó una cirugía menor, según las autoridades eclesiales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: