Cancelación de personerías jurídicas a ONG es una «venganza» del régimen

La cancelación de personerías jurídicas a oenegés por parte de la aplanadora sandinista en el parlamento es vista por distintos sectores de la sociedad civil como una venganza política, impulsada por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

El dictador Daniel Ortega y la dictadora Rosario Murillo. LA PRENSA/Tomada del 19 Digital

La cancelación de personerías jurídicas a oenegés por parte de la aplanadora sandinista en el parlamento es vista por distintos sectores de la sociedad civil como una venganza política, impulsada por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Para el excontralor de la República, Agustín Jarquín, la decisión del régimen a través del Ministerio de Gobernación y la Asamblea Nacional para suspender personerías jurídicas a varias organizaciones, además de constituir una violación a la ley, es evidente que tras esa decisión hay una venganza política dirigida desde el Ejecutivo.

“Ellos están violando el debido proceso, violando incluso principios constitucionales, pero por supuesto hay una venganza política porque pareciera ser que la motivación que está a la vista es el temor por la eficacia y el profesionalismo con que trabajan estas organizaciones a quienes les han quitado su condición jurídica”, afirmó Jarquín Anaya.

Lea más: Régimen orteguista cancela en una sola sesión la personería jurídica a cinco organismos civiles

Los diputados orteguistas cancelaron este jueves la personería jurídica del Instituto de Liderazgo de las Segovias, el Instituto para el Desarrollo y la Democracia (Ipade), la Fundación del Río, del Centro de Investigación de la Comunicación (Cinco) y de la Fundación Popol Na, las que se sumaron a la cancelación de personerías jurídicas de otras cuatro organizaciones, entre estas el Cenidh, Hagamos Democracia, Ieepp y Cisas.

“Todas estas organizaciones gozan de una gran credibilidad nacional e internacional; unas por la defensa de los derechos humanos y otras promoviendo la convivencia y el debate democrático. Entonces, el trabajo profesional de estas instituciones creaba el temor de esta administración (orteguismo) quienes desesperados actúan por la vía de hecho”, criticó el excontralor.

Una vieja táctica

María Teresa Blandón, socióloga y feminista, asegura que la dictadura Ortega-Murillo siempre ha perseguido a las oenegés.

“Claro que es una venganza política viejísima y desde que Ortega y Murillo retornaron al poder, ya tomaron medidas y chantajearon a la cooperación al desarrollo para que nos dejaran de apoyar”, explicó la socióloga.

Blandón también afirma que la intención de la dictadura es callar las voces de las organizaciones que están trabajando desde una concepción en defensa de los derechos humanos, así como la promoción del pensamiento crítico y los valores y principios democráticos.

“Cómo un régimen que se ha fundado en la falta de transparencia, en el autoritarismo y la corrupción va a querer contar con espacios transparentes y democráticos que realmente defienden los derechos humanos. Es decir, este régimen siempre nos consideró sus adversarios, como enemigos, como un peligro”, aseguró Blandón.

Los argumentos de los diputados orteguistas para cancelar la personería a las oenegés es porque estas participaron en “el intento fallido golpe de Estado”, como llaman a la protesta social, cívica y pacífica.

Gobierno alemán preocupado

L a comisionada del Gobierno Federal de Alemania para Derechos Humanos y Ayuda Humanitaria, Bärbel Kofler, mostró su preocupación este jueves por la cancelación de las personerías jurídicas a organizaciones nacionales.

“El levantamiento arbitrario del estatus legal de estas organizaciones de derechos humanos, críticas del gobierno, es parte de una serie de acciones contra grupos de la sociedad civil e individuos comprometidos con la defensa de los derechos humanos, la justicia y la democracia en Nicaragua”, dice el comunicado de Kofler. También exhorta a las autoridades del país a restituir la labor de las organizaciones y reiniciar el Diálogo Nacional.

También: Excanciller Francisco Aguirre Sacasa: “El Carmen ha hecho de Nicaragua un país fallido”T

“Las ONG, que ahora han sido prohibidas, han hecho campaña por los derechos humanos de todos los nicaragüenses amigos de la paz. La libertad de asociación y reunión, así como el derecho a manifestarse como parte de la libertad de asociación, son esenciales para cualquier democracia. Pido a los responsables que faciliten la importante labor de las organizaciones de derechos humanos y el regreso al diálogo nacional”, planteó la comisionada del gobierno federal para Derechos Humanos.

Francia condena hecho

«Francia reitera su gran preocupación ante la degradación de la situación de los derechos humanos en Nicaragua y ante las presiones ejercidas sobre los defensores de los derechos humanos», se lee en un comunicado que emitió el Ministerio francés de Exteriores.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: