Daniel Ortega recurre al Alba ante sanciones de Estados Unidos

En la Cumbre de la Alba, el dictador nicaragüense fue el último en dar su discurso, en el que lanzó un llamado de auxilio económico al dictador venezolano Nicolás Maduro

Posan para la foto de la XVI Cumbre del Alba en Cuba, el dictador de Nicaragua, Daniel Ortega; el de Venezuela, Nicolás Maduro; el de Cuba, Miguel Díaz-Canel; junto al mandatario de Bolivia, Evo Morales. LA PRENSA/AFP

Por primera vez en casi nueve meses, desde que Nicaragua está sumida en una crisis sociopolítica por la represión gubernamental a la ciudadanía, el dictador Daniel Ortega viajó al exterior para reunirse con sus aliados de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba). En ese escenario Ortega pidió ayuda a su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro, para resistir las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Ortega salió en un vuelo desde Managua hacia La Habana, Cuba, aproximadamente a las 6:00 de la mañana de el viernes —de acuerdo con medios oficialistas— para participar en la XVI Cumbre del Alba. Prefirió irse donde sus aliados y rechazar acudir a la LII Cumbre del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), celebrada también el viernes, en Belice.

Lea además: Daniel Ortega está en Cuba para participar en Cumbre del Alba

Desde abril que inició la crisis Ortega estuvo recluido en el país, negándose a asistir la Asamblea General de la ONU en EE. UU., a la Cumbre Iberoamericana en Guatemala y a la toma de posesión de Andrés López Obrador como presidente de México.

Se lamenta y pide apoyo a Maduro

En la Cumbre de la Alba, el dictador nicaragüense fue el último en dar su discurso, en el que lanzó un llamado de auxilio económico al dictador venezolano Nicolás Maduro.

Le puede interesar: ¿Podría Daniel Ortega tener el mismo destino que Manuel Antonio Noriega?

Desde 2007 a través del acuerdo petrolero con Venezuela, creado por el presidente Hugo Chávez (ya fallecido), el régimen de Ortega ha manejado discrecionalmente 4,932 millones de dólares.

Sin embargo, Maduro ha dejado de ser el protector financiero de Ortega ya que Venezuela tiene su propia crisis económica, política y humanitaria, debido a la corrupción y pésima administración pública del violento dictador.

Lea además: Los vínculos del dictador panameño Manuel Noriega con Nicaragua

Sin embargo, el viernes en Cuba, el dictador Ortega pidió a Maduro su “acompañamiento”, lo que analistas políticos nicaragüenses entendieron como un llamado de auxilio financiero para enfrentar las sanciones económicas y políticas de EE. UU.

“Estamos seguros, Nicolás, que la revolución bolivariana, que es una revolución de paz, de solidaridad, como lo ha sido y lo es la revolución cubana, saldrán invictas en este tránsito… y con el acompañamiento no solamente de los pueblos y gobiernos que estamos incorporados en el Alba, sino también con el acompañamiento de los pueblos del mundo, que están identificados con estas revoluciones”, dijo Ortega.

¿Resistirá?

Ante sus aliados del Alba, varios de ellos gobernantes señalados de dictatoriales en sus países, Ortega quiso mostrarse fuerte hacia EE. UU.

Lea más en: Cancelación de personerías jurídicas a ONG es una “venganza” del régimen

“El reto que teníamos era retomar el gobierno por la vía electoral en el 2007 y empezó la conspiración de nuevo, empezaron las agresiones y sanciones económicas y que es el arma que están utilizando ahora por todos lados: sanciones económicas, sanciones financieras, buscando cómo bloquear a los países que no se someten, que no se subordinan a su política”, aseveró Ortega.

Como consecuencia de la crisis sociopolítica y la sangrienta represión del régimen, la economía de Nicaragua se ha deteriorado rápidamente, pero Ortega se aferra al poder a través del terror.

También lea: La mayoría de países de la OEA le exigen al régimen de Nicaragua elecciones adelantadas

“Vamos a seguir con esta lluvia de amenazas y sanciones seguro, pero tenemos la certeza de que nuestros pueblos tienen la fortaleza, tienen la dignidad para vencer en favor de la paz a pesar de las sanciones, de las amenazas”.

EE. UU. aprobó esta semana la Nica Act que impone una serie de sanciones al régimen de Ortega, entre ellas bloquear el financiamiento de organismos internacionales. Existe además una orden ejecutiva del presidente Donald Trump declarando amenaza a la seguridad nacional estadounidense al régimen orteguista.

Lea más en: Régimen de Daniel Ortega obstaculiza la salida a la crisis, dice informe del Grupo de Trabajo para Nicaragua a la OEA

Seis funcionarios de la tiranía han sido sancionados, entre ellos la codictadora Rosario Murillo y el consuegro de la pareja dictatorial y jefe de la Policía Orteguista, Francisco Díaz.

Dudan de ayuda

Para Óscar René Vargas, analista político, Daniel Ortega fue a la Cumbre del Alba para “coordinar estrategias” con Cuba y Venezuela de cómo enfrentarán un mayor aislamiento internacional. “Teme que el próximo movimiento sea en la OEA, de donde saquen a Nicaragua aplicando la Carta Democrática, y por eso los miembros del Alba están tratando de evitar que se logren los 24 votos de países”, dijo Vargas.

Puede leer más en: Exembajador de EE.UU., Roberto J. Callahan: “Ortega es una amenaza para su propio pueblo”

La lectura del general en retiro Hugo Torres es que Ortega además del “apapacho de sus compinches”, pretendió “demostrar que no le importan las sanciones de la comunidad internacional”. Torres y Vargas dudan que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, le lance un salvavidas económico a Ortega.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: