Tigres y Gigantes aceleran y meten presión en la recta final de la LBPN

La gran ventaja de Leones y Bóer en la tabla de posiciones de la Liga Profesional, se está evaporando por el exitoso fin de semana de Tigres y Gigantes.

Omar Obregón brilló con el guante y con el madero .Foto Uriel Molina/LA PRENSA

La gigantesca ventaja que disfrutaban Leones y Bóer en la tabla de posiciones de la Liga Profesional, se está evaporando peligrosamente, luego que en el fin de semana fueron barridos por los Tigres barriendo y los Gigantes, respectivamente.

Todavía los punteros están firmes, pero los de abajo dieron una campanada de alerta.

Los Tigres derrotaron 3-2 a los Leones, en Chinandega, con una estupenda labor monticular de Marco Frías, más relevos oportunos de Junior Téllez y Wilber Bucardo, mientras que los Gigantes sacaron a relucir sus cañones y doblegaron 8-4 a la tribu en Rivas, con Elmer Reyes integrándose como valuarte en el ataque y Wuillians Vásquez funcionando con la consistencia que le acostumbra.

Los Leones siguen líderes con un juego de ventaja sobre el Bóer, mientras que los Tigres se arrimaron a tres partidos de distancia y los Gigantes están a cuatro, recortando los coleros dos juegos cada uno.

En Chinandega, los Tigres rompieron el hielo en el segundo episodio, con un hit impulsador de Elián Miranda y una rola de Marvin Martínez que impulsó a Leonardo Ortiz, para el 2-0, frente al abridor y perdedor de los Leones, Luis Mateo.

La ventaja se amplió a tres en el sexto, con un doblete remolcador de Ortiz que llevó al plato a Juan Carlos González, aunque Edgard Montiel fue esperado en el plato.

León descontó una en el séptimo frente a Marco Frías, el ganador, quien en las primeras seis entradas estuvo intratable, y metieron en problemas al cerrador Wilber Bucardo con una anotación en el noveno.

Frías lanzó seis entradas de dos hits y una carrera. Explotó en el séptimo dejando a un corredor en las bases que anotó. Mateo cargó el revés al admitir ocho imparables y tres anotaciones en 5.2 episodios.

Jesús López bateó de 3-3 por los chinandeganos.

En Rivas, los Gigantes se apoyaron en racimos de tres carreras en los innings 5 y 7, para establecer diferencias claras con el Bóer.

Los rivenses abrieron el marcador con un elevado de sacrificio de Darrell Campbell en el primer episodio y aumentaron a 2-0 en el cuarto, pero la tribu niveló la pizarra en el inicio del quinto, pero la respuesta de los Gigantes fue inmediata.

Ganó el dominicano Wander Beras, quien en 5.1 episodios permitió cinco hits y tres carreras. Perdió el prospecto nica de los Dodgers, Leonardo Crawford, víctima de siete imparables y cinco anotaciones en 5.1 innings.

Así cierran

Diez juegos le falta a cada equipo para completar la etapa regular. El líder va directo a la final, mientras que los equipos de segundo y tercer lugar van a una serie por el segundo boleto a la Serie Fínal.

Leones y Bóer jugarán entre sí 4 de sus 10 juegos pendientes y ahí se podría decidir el liderato, y lo mismo podría ocurrir entre Tigres y Gigantes, quienes se miden cuatro veces y será la oportunidad de uno de ellos por alejarse del sótano, que es equivalente a la eliminación.

Benard resiste

.400 es el promedio de bateo de Isaac Benard, de los Gigantes, tras irse de 5-1, y es presionado por  dos artilleros del Bóer: Jilton Calderón (.393) y Javier Robles (.383).