Crisis sociopolítica amenaza la productividad agropecuaria en Nicaragua

Mientras el tiempo avanza y no se percibe una solución pronta a la crisis sociopolítica que enfrenta el país, representantes del sector privado advierten que de no alcanzarse el acuerdo político que ponga fin a la crisis, en 2019 los niveles de producción y productividad seguirán deteriorándose

Riego

En el país existen 141 mil 981 manzanas bajo sistemas de riego. LAPRENSA/ARCHIVO

Mientras el tiempo avanza y no se percibe una solución pronta a la crisis sociopolítica que enfrenta el país desde hace ocho meses, representantes del sector privado advierten que de no alcanzarse en los próximos días o semanas, el acuerdo político que ponga fin a la crisis, en 2019 los niveles de producción y productividad seguirán deteriorándose; esto a su vez pondrá en riesgo la agroexportación que sustenta la generación de ingresos por la venta de productos locales en el mercado internacional.

“En el sector agroexportador los efectos se evidenciarían directamente en bajas en la producción y productividad, en la caída de inversiones y desarrollo de nuevos proyectos agropecuarios por falta de financiamiento y divisas; e incremento de la migración de la mano de obra y por consiguiente desempleo a nivel rural”, dice el informe presentado por el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, durante la asamblea del sector privado realizada la semana pasada.

Lea también: Régimen Ortega-Murillo hunde los pilares de la economía en Nicaragua

Según el Cosep, este año el sector productivo dejó de percibir unos 450 millones de dólares en financiamiento, lo que evitó que los productores cumplieran sus metas de siembra y en otros casos manejaran adecuadamente las plantaciones.

La falta de financiamiento junto a la caída del precio en el mercado internacional de varias materias primas que el país exporta y a los problemas de clima que tradicionalmente enfrenta la actividad productiva provocó que la importación de agroquímicos cayera este año 10.4 por ciento y la de fertilizantes 10.6 por ciento. Adicionalmente el precio de los fertilizantes se incrementó en promedio en veinte por ciento y el de los agroquímicos en siete por ciento.

Dañó la productividad

La falta de aplicación de los productos necesarios impactó directamente en la productividad de los cultivos y de prolongarse la crisis el deterioro de los rendimientos y calidad de los productos podría agudizarse durante 2019, ya que se prevé que el financiamiento siga escaseando. A esto hay que sumarle que la migración podría incrementarse y por consiguiente la mano de obra en el campo podría escasear.

Las afectaciones futuras se sumarían a las que ya enfrenta el sector. Este año las agroexportaciones cayeron en ocho por ciento, entre enero y septiembre, con respecto a las de los mismos meses del año pasado.

En el caso de los productos, según el informe presentado por Aguerri los más afectados son el ganado en pie cuyas exportaciones han caído en 57 por ciento en el lapso de referencia; le siguen los envíos de banano que han mermado en 19.8 por ciento, los de café 14.4 por ciento y los de frijol 4.2 por ciento.

También se advierte que si la crisis no concluye, en 2019 sectores como la pesca, la palma africana, el tabaco y las plantaciones forestales, no tendrán perspectivas de crecimiento; y esto derivará en afectaciones a su capacidad de atracción de nuevas inversiones. Lo que a su vez también podría impactar en la productividad.

Agricultura también  está afectada

Además, la producción agrícola también ha sido perjudicada. Por ejemplo, el producto más afectado fue el sorgo industrial. en este ciclo solo se sembraron cinco mil manzanas de casi treinta mil previstas.

Esto según el informe presentado por Aguerri, fue provocado por la “drástica reducción del financiamiento”. Este año solo se espera una producción de trescientos mil quintales, volumen inferior en setenta por ciento con respecto al millón de quintales producidos en ciclos anteriores. Con respecto al arroz, el informe detalla que se dejaron de sembrar cuatro mil manzanas.

A todos estos daños, según el Cosep, hay que sumar que la “inseguridad en el área rural, producto de la toma y ocupación ilegal de 33 propiedades, que representan 5,480 manzanas en siete departamentos del país”, ha provocado también que nueve mil personas queden sin empleo y los afectados acumulen pérdidas por 17.1 millones de dólares.

Es por ello que Aguerri advirtió durante la presentación del informe que “si no hay esa respuesta en los próximos días o las próximas semanas alrededor de que cambie lo que nosotros estamos pidiendo (una solución política que ponga fin a la crisis), nos vamos a enfrentar a una situación muy complicada en el futuro inmediato del país”.

Otras afectaciones

Según el informe de daños provocados por la crisis divulgado por el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), en el caso del sector avícola, la merma en los ingresos fue provocada por una caída en el precio del huevo y la disminución del volumen de carne de pollo.

“El impacto en los ingresos fue vía precio, cuyo promedio disminuyó en 27.8 por ciento entre agosto y la tercera semana de octubre”, detalla en informe con respecto al huevo y añade que en la producción de carne de pollo el impacto se produjo por la vía del volumen.
Esto provocaría una caída sectorial de entre 2.2 por ciento y 6.2 por ciento en los primeros nueve meses del año para la producción de carne de pollo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: