Las razones por las que Henry Duarte debe ser renovado como seleccionador nacional

Son más las motivos a favor que en contra para la continuidad del técnico costarricense por lo menos un año más

Henry Duarte

Henry Duarte durante un entrenamiento con la Selección de Futbol. LAPRENSA/ MANUEL ESQUIVEL

El comité ejecutivo de la Fenifut se reunirá este jueves para discutir varios temas, entre ellos y quizás el más importante, el futuro de Henry Duarte, el seleccionador nacional. La renovación del técnico costarricense por primera vez está en duda desde 2015, pero no debería aparecer en esta agenda porque ya debió solucionarse por sus méritos deportivos, aunque al parecer algunos miembros del ejecutivo no están de acuerdo porque ha señalado reiteradas fallas administrativas que son evidentes en la federación.

La división de opiniones en el ejecutivo, que supuestamente define la renovación de Duarte, no es por inconformidad con el desempeño de su trabajo, sino por las críticas o señalamientos sobre la forma de gerenciar las selecciones nacionales, que nada tiene que ver con el manejo administrativo de la Fenifut o el comité ejecutivo.

Son más las razones a favor que en contra para la continuidad de Duarte, al menos un año para terminar la fase clasificatoria de la Liga de Naciones Concacaf, en la cual se mantiene en puesto de Copa Oro dándole aval a una oportunidad más para evaluar si su ciclo como seleccionado aún no se ha terminado.

Puntos a favor

Disciplina: Desde el primer día, Duarte aplicó mucha disciplina en la selección comenzando por la convocatoria, hasta el comportamiento interno en las recontrataciones permitiéndole establecer un orden y seriedad al trabajo que ha sido base del éxito.

Cambio de mentalidad: El técnico tico hizo entender al jugador que estaba dotado de las herramientas técnicas necesarias para competir de tú a tú ante selecciones de un nivel superior, que lo único que las distanciaba era la disciplina y falta de experiencia, pero que con trabajo duro lograrían los resultados deseados como la victoria sobre Jamaica y Haití, entre otros.

Conceptos de juego/filosofía: Desde el principio Duarte procuró un estilo de juego aplicado a todas selecciones que se caracteriza por el manejo de balón, atreverse a atacar desde la posesión con cambios de ritmo de los volantes o el acompañamiento de los laterales para crear superioridad numérica y desbordar. Todo eso le permitió a la Selección alcanzar un elevado nivel de ataque.

Mejora imagen internacional: Todos esos conceptos de juego, disciplina y cambio de mentalidad permitió subir el nivel de juego de la selección destacándose en partidos exigentes como los realizados contra Jamaica (3-2), Trinidad y Tobago (0-0), Bolivia, Costa Rica (0-0) y Haití (3-0), resultados que elevaron la imagen futbolística de la Azul y Blanco en la región pasando de ser considerada cenicienta a una selección más competitiva y digna de enfrentar reflejado en amistosos contra Costa Rica, Honduras y Panamá, entre otras selecciones, que estaban lejanos en años anteriores.

Afición identificada: las buenas actuaciones de la Selección la acercaron a la afición, que poco a poco se sintió más identificada interesándose por saber sobre sus partidos a nivel nacional e internacional y, sobre todo, asistiendo al estadio para los duelos importantes en los cuales reflejan el vínculo creado entre ambos.

Cumple rol: dentro de las funciones como seleccionador absoluto, Henry Duarte, está a cargo de las selecciones menores en las cuales asesora a los técnicos y diseña la forma de juego que básicamente es la misma en todas las categorías. Desde el 2015, las Selecciones Sub-20, Sub-17 e incluso Sub-15, que no existía, han presentado mejoría en sus resultados en los diferentes eventos de Uncaf en la cual ha participado, sin embargo se está largo de alcanzar notoriedad porque el futbol base del país apenas comienza a desarrollarse.

Lo que quizás no ha gustado a Fenifut

No es sumiso: Criterio propio, independencia y libertad para decir lo que piensa es algo que ha caracterizado a Duarte hasta con los mismos federados. El técnico ha respaldo públicamente a los seleccionados en reclamos o protestas justas como mejores condiciones a la Escuela de Talentos en 2016 o establecer viáticos y premios por participar en la Copa Oro 2017. Se cree que al ponerse de parte de los jugadores y no de los federados creó malestar en ellos porque buscaban su complicidad o respaldo.

Señala falta de mercadeo: El seleccionador nacional criticó fuertemente el mercadeo de Fenifut porque en 2015 no logró sumar ningún patrocionador, tras el impactado generado con la sorprendente victoria sobre Jamaica, más los resultados positivos en amistosos. También volvió a tocar el tema, tras conseguir la histórica remontada sobre Haití que clasificó a la Azul y Blanco a segunda Copa Oro.

Exige mejor gerencia: “La parte administrativa de Fenifut no ha crecido a la par de los resultados de la Selección”, fue una frase que soltó un día el seleccionador en relación al poco aprovechamiento de los buenos momentos de la Selección para conseguir patrocinadores. Lo mismo aplica a la crítica realizada por la poco logística presentada en octubre en el viaje a San Vicente y las Granadinas, que provocó molestar en los jugadores. También criticó el hecho que para ese mismo viaje no se notificó la sanción a Luis Fernando Copete desde la Copa Oro 2017 y que la federación recibió la notificación un año antes. A eso se suma la poca organización mostrada para el Campeonato Sub-20 de Estados Unidos en la cual equipo nacional viajó 12 antes de su partido inaugural.