Sacerdote Mario Guevara en la Unidad de Cuidados Intensivos luego de ser atacado con ácido sulfúrico

"La condición del sacerdote es delicada, por los problemas renales que ha padecido en los últimos meses", indicó la Arquidiócesis de Managua

El ataque al padre Mario Guevara sucedió en la Catedral de Managua el pasado 5 de diciembre. LA PRENSA/Roberto Fonseca

El sacerdote Mario Guevara, que fue atacado con ácido sulfúrico por una ciudadana rusa el pasado 5 de diciembre en la Catedral de Managua, se encuentra en estado delicado luego de ser sometido a una cirugía plástica, informó este jueves la Arquidiócesis de Managua.

«La condición del sacerdote es delicada, por los problemas renales que ha padecido en los últimos meses», indicó la Arquidiócesis, en un comunicado.

El sacerdote, de 59 años, fue atacado por Elis Leonidovna Gonn, de 24 años y originaria de Rusia, durante una sesión de confesiones en la catedral metropolitana de Managua.

A Guevara, quien sufrió quemaduras en el rostro y parte de su cuerpo, le fueron aplicados injertos el domingo pasado, como parte del proceso de recuperación de su salud, según confirmó la iglesia Católica.

«Se le realizó una cirugía plástica, sugerida por los médicos, para tratar las quemaduras en su rostro debido al ataque que sufrió (…) se encuentra hospitalizado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Vivian Pellas», indicó la Arquidiócesis.

El ataque ocurrió en un contexto de crisis que vive Nicaragua desde el pasado mes de abril y en el que hasta el dictador Daniel Ortega ha atacado a la Iglesia y los ha tildado de «golpistas».

El clero descartó que el ataque haya sido provocado exclusivamente por razones políticas.

La agresora, que guarda prisión preventiva a la espera del juicio en su contra, recibió el perdón del sacerdote Guevara, según las autoridades eclesiales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: