CPDH expuesta a más represalias del régimen orteguista en Nicaragua

Marcos Carmona, secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), considera que están expuestos ante represalias como la cancelación de su personería jurídica.

Por lo menos quince médicos ya han sido despedidos en Estelí, denuncian en la CPDH. LA PRENSA/CORTESÍA

Después que el régimen orteguista canceló nueve personerías jurídicas de organizaciones no gubernamentales, entre estas la del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Marcos Carmona, secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), considera que están expuestos ante el mismo tipo de arbitrariedad.

“Estamos expuestos a que también seamos objeto del retiro de la personería jurídica”, indicó Carmona, sin embargo, después de 43 años de trabajar en el país, tiempo en el que han sido objetivos y críticos, “tocar a la CPDH significa un error gravísimo, creo yo, para el Gobierno”, argumentó el defensor de derechos humanos.

La CPDH junto al Cenidh y la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), cuyo secretario ejecutivo Álvaro Leiva se encuentra en el exilio, han sido las tres organizaciones donde la población ha recurrido para denunciar la violación a sus derechos humanos, ante la falta de credibilidad que gozan las instituciones del Estado, en especial, la Policía Orteguista (PO).

El pasado miércoles 12 de diciembre, la Asamblea Nacional, dominada por los diputados fieles al orteguismo, despojó de su personería jurídica al Cenidh, junto con Hagamos Democracia.

El argumento que expuso el presidente de la Comisión de Gobernación de la Asamblea, Filiberto Rodríguez, fue que el Cenidh utilizó su esquema organizacional “para gestionar, recibir, canalizar y facilitar fondos para alterar el orden público y realizar acciones para desestabilizar el país”, declaraciones que fueron rechazadas por la presidenta de ese organismo, Vilma Núñez.

Tanto el Cenidh como la CPDH han denunciado a nivel internacional, con organismos de alto nivel como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, las violaciones a los derechos de la ciudadanía como parte de la crisis sociopolítica que inició el 18 de abril.

Carmona explicó que han sido claros en afirmar que no son enemigos de ningún gobierno, lo que no implica que van a ser cómplices y no denunciar los abusos y atropellos que ocurren.

Es importante que los organismos que fueron despojados de su personería jurídica utilicen los cauces legales, sigan los debidos procesos y así se demuestre la violación al derecho de asociación, explicó. La CPDH expuso en su último informe de este año que durante el 2018 recibieron 3,015 denuncias contra la PO, 72 contra el Sistema Penitenciario Nacional, y 29 contra el poder judicial.

La CPDH también ha sufrido represalias a lo largo de la historia. En 1984 fueron objeto de saqueo, cuando casualmente también gobernaba el Frente Sandinista. Carmona recordó que trabajaron muchos años sin personería jurídica y expresó que “nosotros hemos dicho con personería o sin personería vamos a seguir trabajando. Esto se trata de las personas, de promover y defender derechos humanos”, acotó.

Lea también: Penas de más de diez años para promotores de CPDH 

PO confisca a organizaciones

La noche del jueves 13 de diciembre, agentes de la Policía Orteguista ingresaron a los edificios donde funcionaban organizaciones como el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), además de la Fundación Popol Na, y las instalaciones de Confidencial, Esta Noche y Esta Semana, que no tienen ninguna relación con la organización Centro de Investigaciones de la Comunicación (Cinco), a la cual en conjunto con las anteriores, el régimen orteguista a través de la Asamblea Nacional les canceló su personería jurídica.

Los agentes saquearon los organismos y desde el viernes por la noche los ocuparon sin presentar una orden que justifique tal acción.

Lo mismo sucedió con Fundación del Río. Esta organización alertó al país sobre las dimensiones del incendio en la Reserva Biológica Indio Maíz previo a las protestas.

Lea además: CPDH denuncia robo en sus instalaciones